Se define de manera general como presión o tensión nerviosa. Es una relación entre cargas y resistencias, cuando las cargas superan la capacidad de resistencia aparecen síntomas  que es información que envía el cuerpo en respuesta a exceso de cargas.

Los individuos varían en su capacidad para manejar el estrés. La forma en que usted percibe una situación y su salud física general son los dos factores principales que determinan cómo va a reaccionar a un acontecimiento estresante o al estrés frecuente.

Lea también: Tatuajes: el arte permanente y sus complicaciones infecciosas

 ¿Cómo reacciona el organismo al estrés?

Ante un estresor moderado o moderado/agudo, el organismo reacciona mediante:

  1. Aumento en la actividad del Sistema Nervioso Simpático (SNS; aumento de frecuencia cardíaca, presión sanguínea, aumento en la respiración, etc.)
  2. Aumento en la liberación de ciertos neurotransmisores (catecolaminas, serotonina, neuropéptidos, etc.).
estrés

Foto Referencial

Esta respuesta que se desencadena en el organismo es necesaria para la supervivencia del individuo y, por tanto, es una respuesta adaptativa, la cual se denomina ALOSTASIS.

El concepto de ALOSTASIS está relacionado con el concepto de EUSTRÉS, término que se emplea para hacer referencia al estrés positivo, saludable y desafiante el cual es bien tolerado por el cuerpo, usado para vencer el estado de letargia.  Sin embargo, la respuesta es distinta  cuando el estrés es crónico, presenta un problema. Si usted frecuentemente enfrenta desafíos y el cuerpo está constantemente produciendo niveles más elevados de hormonas de estrés, no tiene tiempo de recuperarse. Estas hormonas se acumulan en la sangre y, con el tiempo, pueden causar problemas de salud serios.

Fases del estrés

  1. Fase de alarma: el organismo responde al sentirse amenazado por determinadas circunstancias presentes en su medio ambiente. En el organismo, el cerebro es el órgano principal de respuesta al estrés, que desencadena una serie de respuestas fisiológicas con el objetivo de lograr la supervivencia.
  2. Fase de resistencia: cuando el organismo es sometido a amenazas prolongadas (agentes físicos, químicos, biológicos o sociales), puede adaptarse a dichas amenazas paulatinamente o puede ocurrir que el organismo pierda su capacidad de adaptación y así, avanzará a la siguiente fase.
  3. Fase de agotamiento: también conocida como cese de la respuesta de adaptación, lo que conduce a muchas patologías y eventualmente a la muerte.
estrés

Foto Referencial

Consecuencias del estrés a la salud

Sistema digestivo: El dolor de estómago es una reacción común porque se vacía más despacio. También se acelera la actividad del colon, lo cual puede producir diarrea.

Obesidad: Aumentación del apetito, lo cual contribuye al aumento de peso. (El exceso de peso o la obesidad conlleva un riesgo de contraer diabetes o enfermedad cardiovascular.)

Sistema inmune: Debilitación del sistema inmune y, por consiguiente, puede sufrir más resfriados y otras infecciones.

Sistema nervioso: Ansiedad, depresión, pérdida de sueño y f alta de interés en actividades físicas. La memoria y la habilidad de decidir pueden verse afectadas negativamente.

Sistema cardiovascular: Aumento de la presión sanguínea,  palpitaciones y dislipidemia (aumento de colesterol y los triglicéridos). También elevación de los niveles de azúcar en la sangre (la glucosa), especialmente en las horas de la noche,  y aumento del apetito, lo cual contribuye al ascenso de peso.

Concientizar la situación estresante es uno de las principales herramientas para combatirla, buscar actividades alternativas que permitan ocupar el cerebro y desviar las órdenes  que envía, así fortalecer respuestas contrarias que a largo plazo sean beneficiosas. Dichas actividades incluyen:

  • Realizar actividad física
  • Reunirte con personas con quien compartas criterios, valores y pensamientos positivos “ CÍRCULOS DE APOYO”
  • Aprender técnicas de relajación y practicar
  • Escuchar música,
  • Leer un buen libro
  • Realizar un conjunto de actividades que se desvíen de la rutina: aprender un oficio, un idioma.
estrés

Foto Referencial

Lea también: Barotrauma ótico. Dolor de oídos durante los viajes en avión

Dra. Isabel Antonieta Meza Zerpa

Medicina Interna

PhD en Ciencias Biomédicas

Corporación ATIEMPO

Comenta y se parte de nuestra comunidad