Una de las preocupaciones más frecuentes de quienes serán operados es el suministro de oxígeno durante la operación ya que una falla en el abastecimiento puede poner en riesgo la vida del paciente, es por ello que como parte del chequeo pre anestésico es fundamental realizar un plan de la vía aérea para superar las posibles complicaciones que pudiesen surgir.

Entre los exámenes previos a realizar antes de una operación es importante realizar pruebas cardíacas, de signos vitales, de tensión, de coagulación y otros tantos.

En anatomía la vía aérea es la parte por donde fluye el aire en dirección a los pulmones, donde se realizará el intercambio gaseoso. Cuando una persona presenta un paro o en shock abriendo las vías aéreas puede llegar a salvarle la vida.

El ser humano, está compuesto por las siguientes partes:

Vías aéreas superiores

  • Fosas nasales.
  • Boca.
  • Faringe.
  • Laringe.
 oxígeno

Foto Referencial

Lea también: Transfusiones de sangre… ¿para mantenerse joven?

Vías aéreas inferiores

  • Tráquea.
  • Bronquios.
  • Bronquiolos.

Estas vías aéreas pueden verse obstruidas por un tumor, deformidad o problemas respiratorios lo que obstaculiza el posicionamiento de un tubo o una máscara especial que lleva el oxígeno a los pulmones durante una operación.

Según el anestesiólogo, Juan Carlos Núñez, existen pacientes que tienen una vía aérea difícil, es por esa razón que se debe evaluar la vía aérea antes de entrar a quirófano, y además permite elaborar un plan de acción segura y factible que supere las posibles complicaciones que pudieran surgir.

Muchos pacientes rehúyen de las cirugías por temor a morir en la mesa de operaciones, sin embargo, el buen preoperatorio reduce los riesgos en el quirófano. Tome en cuenta que el médico sabe cómo debe actuar previo a la operación y por ellos realizará los exámenes necesarios.

Comenta y se parte de nuestra comunidad