Ten siempre presente que lavar tus manos con agua y jabón será la forma mas efectiva de reducir el numero de gérmenes en ellas, la primera recomendada y aprobada por expertos.

Sin embargo, los antibacteriales hechos a base de alcohol pueden resultar muy beneficiosos en ausencia de agua y jabón para “limpiar” tus manos, siempre y cuando, estas no estén visiblemente sucias o grasosas.

Lea también: Salud: ¿Qué es el estrés?

Cómo escoger el Antibacterial adecuado

Lo primero que debes saber es que el producto que escojas debe contener al menos 60% de alcohol.

Debes aplicar una cantidad suficiente del producto que cubra manos y dedos, y frotarla vigorosamente en tus manos hasta que se sequen (ya que el alcohol actúa por fricción).

Gel Antibacterial

Foto Referencial

Los antibacteriales que se promocionan como que acaban con el 99% de los gérmenes, no lo hacen!.  El mejor de todos solo acaba con alrededor del  60%-80%  de las bacterias y los no tan buenos 46%.

La mayoría de los antibacteriales a base de alcohol contienen isopropanol, etanol, n-propanol, o una combinación de 2 de estos productos.

La actividad antimicrobiana del alcohol se atribuye a su habilidad de desnaturalizar y coagular las proteínas, las células de los microorganismos son lisadas y su metabolismo interrumpido, por lo que inactivan y suprimen temporalmente el crecimiento de los gérmenes.

El etanol,es el mas común y efectivo contra virus y el propanol tiene mejor actividad bactericida. Una combinación de ambos seria ideal.

A Mayores concentraciones de alcohol, contrario a lo que se piensa no son mas potentes porque las proteínas no se desnaturalizan correctamente en ausencia de agua.

Lea también: Congestión nasal durante el embarazo

Dra. Michelle Sandoval

Medicina Interna – Infectología

Corporación ATIEMPO

Comenta y se parte de nuestra comunidad