El dengue es endémico en América, Asia, el sudeste de Asia, varios países del Pacífico sur. La OMS estima actualmente que pueden estar ocurriendo 50-100 millones de infecciones por dengue en todo el mundo cada año. Un estimado de 500.000 personas con dengue grave requieren hospitalización anualmente, una gran proporción de los cuales son niños y alrededor del 2,5% de los afectados mueren.

El modelado sugiere que el calentamiento global aumentará la cantidad de tierra con un clima adecuado para la transmisión de la fiebre del dengue, lo que podría colocar en riesgo a una mayor proporción de la población mundial. Se estimó que había 96 millones de infecciones de dengue aparentes a nivel mundial en 2010, con un adicional de 294 (217-392) millones de infecciones inaparentes también. La carga mundial de dengue es formidable y representa un creciente desafío para los funcionarios y las políticas de salud pública.

El virus del dengue virus es un único virus ARN de cadena perteneciente a la familia Flaviridae. Se ha clasificado en cuatro serotipos, DENV-1, DENV-2, DENV-3 y DENV-4, que son genética y antigénicamente diferentes. La infección con un serotipo produce inmunidad de por vida sólo a ese serotipo particular. El virus es sensible al calor y es susceptible a muchos desinfectantes comunes incluyendo etanol, hipoclorito de sodio y glutaraldehído. Es sin embargo, estable en sangre y exudados secos durante varios días a temperatura ambiente.

Dengue

Foto Referencial

Lea también: 10 tips para lavar, desinfectar y conservar tus frutas y vegetales

¿Cómo se trasmite el virus del Dengue?

A través de un vector o mosquito infectado, el cual es portador del virus de por vida (uno a cuatro meses). El dengue es transmitido por los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus, que son omnipresentes. El mosquito vector primario prefiere reproducirse en recipientes artificiales con agua, aunque los recipientes naturales también pueden actuar como sitios de reproducción. Son mordedores de día y son más activos justo después del amanecer y justo antes del atardecer.

Un humano virémico es la fuente de infección de un mosquito adulto, que puede transmitir el virus dentro de la población de mosquitos después de 8-10 días. En los seres humanos, el período de incubación intrínseca es de 3-14 días, comúnmente 4-7 días. Un paciente con dengue es infeccioso para los mosquitos justo antes a después del período febril. La infección con un serotipo del dengue confiere inmunidad de por vida a ese serotipo pero puede llevar a un mayor riesgo de complicaciones si posteriormente se infecta con otro serotipo.

Varias teorías tratan de explicar la patogénesis incluyendo la “hipótesis de mejora inmunológica” y la “hipótesis de presión de selección”. La hipótesis de la mejora inmunológica propone que los pacientes con una segunda infección con un serotipo heterólogo del dengue tienen un mayor riesgo de desarrollar dengue grave. El anticuerpo heterólogo de dengue existente reconoce el virus invasor y establece un complejo antígeno anticuerpo, que se une al receptor Fc sobre la membrana celular de los leucocitos.

El virus se replica libremente a través de la mejora dependiente de anticuerpos. Los anticuerpos anti virus del dengue dan una reacción cruzada con las plaquetas, los factores de coagulación y las células endoteliales en humanos. Los anticuerpos anti-NS1 inducen apoptosis en las células endoteliales y aumentan la permeabilidad vascular, dando lugar a hipovolemia y shock. La hipótesis de presión de selección asegura que el virus del dengue varía y muta como resultado de la presión de selección, ya que se replica en seres humanos y/o mosquitos.

El dengue se clasifica en tres categorías

  • dengue
  • dengue con signos de alarma
  • dengue severo

El dengue es una enfermedad dinámica que puede tener tres fases: febril, crítica y de recuperación.

La fase febril puede durar 2-7 días. La fase crítica puede ocurrir en cualquier momento entre los 3 y los 7 días después del inicio de la enfermedad. Una prueba de torniquete positiva en esta fase indica una mayor probabilidad de dengue. La fase de recuperación ocurre 2-3 días después de la fase crítica.

Dengue

Foto Referencial

Tratamiento del Dengue

Para poder realizar un tratamiento adecuado contra la enfermedad del dengue, los pacientes deberían clasificarse en los siguientes grupos:

  • Grupo A: pacientes ambulatorios con indicaciones (pacientes que se pueden tratar en sus casas).
  • Grupo B: pacientes hospitalizados
  • Grupo C: tratamiento de emergencia y derivación urgente.

A continuación describiré el grupo A, pacientes de manejo ambulatorio con indicaciones (para aquellos que pueden ser enviados a casa):

Deben controlarse todos los días con un examen clínico y evaluación de laboratorio. Deberían ser alentados a tomar solución de rehidratación oral y jugo de fruta para reponer las pérdidas de la fiebre y los vómitos y reducir el riesgo de hospitalización. El paracetamol es el antipirético preferido con un intervalo de dosificación mínima de 6 horas. Los fármacos anti-inflamatorios no esteroideos puede agravar la gastritis y/o el sangrado y deben evitarse.

Los cuidadores deben ser informados de que el paciente debe ser llevado al hospital de inmediato si ocurre alguno de los siguientes: no presentar mejoría clínica, deterioro en el momento de desaparición de la fiebre, dolor abdominal intenso, vómitos persistentes, extremidades frías y pegajosas, letargo o irritabilidad/inquietud, sangrado (por ejemplo, heces negras o vómitos borra de café) o no orinar durante más de 4-6 hs.

Si el paciente no presenta ninguno de estos síntomas, que sugieren su descompensación, pueden cumplir el tratamiento sintomático (es decir que depende de los síntomas que vaya presentando), en su casa, en continua comunicación con su pediatra en caso de niños o su médico internista en caso de adultos.

Lea también: Otitis de piscina, la enfermedad de las vacaciones

Dra. Angie Rodríguez Rodríguez

Pediatra-Puericultor 

Corporación ATIEMPO

Comenta y se parte de nuestra comunidad