La diabetes es una enfermedad del metabolismo de los carbohidratos muy heterogénea y su clasificación ha generado investigaciones de toda índole.

Los tipos más conocidos de diabetes son la tipo 1, causada por un proceso autoinmunitario de destrucción de las células beta del páncreas (donde se produce la insulina), y la tipo 2 donde el principal mecanismo de enfermedad involucra la resistencia a la insulina que causa lesión a la célula beta por sobreproducción de la misma conllevando a su eventual daño permanente de no tratarse. Pero entre estos dos tipos de diabetes, existe otro que no parece pertenecer a ninguno de estos grupos, la Diabetes Autoinmune Latente del Adulto (del inglés, LADA, Latent Autoinmune Diabetes of the Adult), es una manifestación de diabetes mucho menos reconocida y por ello, menos diagnosticada, que afecta a la población adulta.

LADA

Foto Referencial

Lea también: Apnea del sueño en la adultez

¿Por qué se produce?

En LADA la destrucción de las células beta es de origen autoinmunitario, pero más lenta y menos agresiva que en la diabetes tipo 1, lo que lleva a un desarrollo más tardío de la dependencia de la insulina y por esta razón puede iniciar con muchas características de la diabetes tipo 2, como síntomas de glicemia elevada, que en muchos casos es tratada con hipoglicemiantes orales demostrándose una leve mejoría al principio que no se mantiene en el tiempo a pesar de la adopción de estilos de vida saludables, lo que conlleva a que el requerimiento de insulina se desarrolle.

¿Cuándo pensar en LADA?

Ya que en sus estadios tempranos es clínicamente similar a diabetes tipo 2 y suele confundirse con ella, se debe pensar en LADA:

  • En pacientes relativamente jóvenes, con hiperglicemias que no responden a tratamientos vía oral, a pesar de cumplirlos como se les ha indicado y de haber conseguido cambios de estilo de vida saludables.
  • Generalmente, es poco frecuente que los pacientes tengan sobrepeso tan marcado como en la diabetes tipo 2.
  • Pacientes con antecedentes personales o familiares de enfermedades autoinmunitarias.

¿Qué hacer?

Si su médico tiene sospecha de LADA, le puede solicitar anticuerpos que han sido usados como indicadores de la presencia de autoinmunidad en los pacientes diabéticos tipo 1, los más comunes son: autoanticuerpos contra el ácido glutámico descarboxilasa (GADA), autoanticuerpos contra las células de los islotes (ICAs), autoanticuerpos contra el antígeno 2 asociado al insulinoma (IA-2) y anticuerpos contra la insulina (IAA).

Tanto la presencia de autoanticuerpos circulantes como el temprano requerimiento de insulina han llevado a los investigadores a sugerir que LADA es un subtipo de diabetes tipo 1 con una progresión mucho más lenta, por lo que hoy en día, la identificación de LADA representa un gran interés ya que parece ser subestimada y además, el diagnóstico correcto de los pacientes LADA permite una intervención terapéutica más temprana y precisa, ya que el tratatiento definitivo será con insulina.

LADA

Foto Referencialnetes

Ante cualquier duda, no dude en consultar su médico de cabecera, recuerde que un diagnóstico y tratamiento oportuno previene complicaciones.

Lea también: Asma: Qué factores contribuyen a su desarrollo

Dra. María Victoria Marcano Rojas

Especialista en Medicina Interna.

Corporación ATIEMPO 

Comenta y se parte de nuestra comunidad