Un estudio realizado por expertos de la Universidad de Ohio, en Estados Unidos, demostró que la insatisfacción laboral, sobre todo entre los 20 y 30 años puede causar estragos en nuestra salud mental a partir de los 40 años.

Son muchos los factores que pueden desencadenar una insatisfacción laboral, entre ellos: el bajo salario, la mala relación entre los compañeros de trabajo y el jefe o líder, la escasa posibilidad de crecimiento profesional, el poco reconocimiento por parte de los supervisores, la carga operativa, la rutina, entre otras razones que pueden afectar nuestra salud mental más que la física.

Es por eso la importancia desde jóvenes de estar y hacer lo que más nos guste en el ámbito laboral. Sin embargo, las personas cuya satisfacción en el trabajo mejoren con el pasar de los años no presentarán problemas de salud como en aquellos que no hagan nada por mejorar su situación en el trabajo.

insatisfacción laboral

Foto Referencial A

Lea también: Mindfulness para ser más productivo en el trabajo

Las enfermedades más comunes

“Las personas que desde el principio de su vida laboral se mostraron insatisfechos, con los años tenían más niveles de depresión, preocupación excesiva y problemas de sueño. Además, se ha observado que estas personas se ven más afectadas por problemas emocionales y, en general, tienen más probabilidades de padecer problemas relacionados con la salud mental”, comentaron los investigadores.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS), aseguró que la depresión es una de las enfermedades que más discapacidad pueden generan en todo el mundo, así como también la falta de sueño, factores que pueden perturbar el ritmo laboral  y productividad de la persona.

Los expertos  aseguraron que los trabajadores que vieron reducida su satisfacción con los años y los que sentían desde el principio insatisfacción tenían una peor salud general, en especial dolor de espalda y resfriados frecuentes.

insatisfacción laboral

Foto Referencial

Conseguir un equilibrio en nuestra vida laboral y ver de qué forma se pueden cumplir las exigencias en el trabajo para poder evitar las enfermedades y a la vez llenarnos de satisfacción porque realmente estamos en el lugar y en momento indicado para crecer profesionalmente.

Todos en nuestro entorno laboral deseamos un ambiente amable, y aunque muchas veces esto no depende solo de nosotros, debemos en la medida de lo posible fomentar de forma individual actitudes positivas como:

  • Ser amable incluso con las cosas pequeñas.
  • Ofrecer ayuda.
  • Ser empático.
  • Reconocer el trabajo de nuestros compañeros.
insatisfacción laboral

Foto Referencial

Lea también: Detesto mi trabajo ¿qué hago?

Con Información de: cuidateplus.marca.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad