Cada día, en cualquier parte del mundo escuchamos hablar sobre el Calentamiento Global de nuestro planeta, convenios, tratados entre países, reducciones de emisiones de gases efecto invernadero, metas a mediano y largo plazo, la mayoría de los países desarrollados e incluso algunos en vías de desarrollo. Todos han creado nuevas normas y reglas de diseño que motivan e incentivan a las grandes constructoras a realizar sus nuevos proyectos enfocados en estructuras amigables al ambiente, eficientemente energética y hasta en algunos casos sustentables, pero, ¿cómo afecta las edificaciones existentes en el consumo de energía?

En nuestra vida somos usuarios de más de una edificación, por ejemplo nuestra vivienda, lugar de trabajo, instituciones públicas, hoteles, hospitales etcétera. Cada una de ellas consume energía para proporcionar confort de temperatura, iluminación, refrigeración de alimentos, ventilación, mantenimiento. Hoy en día la mayoría de los países tienen organismos que se encargan de tomar mediciones, estimaciones y tendencia de los consumos  energéticos y aunque ellas varían según diversos factores como ubicación geográfica, población, grado de desarrollo, y necesidades particulares, el siguiente esquema representa una buena referencia de la proporción por sector de los principales consumidores de energía en el mundo.

Lea también: Evitar tender ropa dentro de la casa

En busca de la concientización del uso eficiente de la energía

Según informe del 2016 de la Administración de Información Energética de los E.E.U.U (EIA), los sectores relacionados a las edificaciones  destinadas a hogar, servicio y una parte de lo que representan las industrias son los responsables del 30 al 40 % de la energía que se consume en el planeta, y entre un 25 y 35% de las emisiones de CO2, por lo que se entiende la importancia que tienen los espacios construidos en relación al efecto invernadero, a la calidad de aire que se respira y por ende a la salud en general de la población.

Eficiencia Energética

Gráfico cortesía

En el acuerdo de Paris celebrado en Noviembre de 2016, se precisó que para alcanzar las metas para que calentamiento Global éste por debajo de 2 grados centígrados, se debe partir de un cambio transformacional del sector energético, fuente de al menos el 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero, este cambio comienza en la concientización del uso eficiente de la energía.

Una edificación energéticamente eficiente hace uso de la energía de manera óptima para lograr el mismo confort que podría haber logrado utilizando una manera común menos eficiente, visto de otra forma se minimiza el uso de energía convencional, de manera de optimizar la demanda energética y hacer uso consciente de la energía final requerida. Para determinar si una edificación es energéticamente eficiente debemos reconocer inicialmente ciertas características físicas de la edificación como su envolvente, forma, color, años de construcción, tipos de ventanas, equipos y  electrodomésticos. Existen métodos de medición que consisten en calcular el consumo anual de energía no renovable en condiciones normales de uso y ocupación, que incluirá toda la energía consumida a fin de mantener las condiciones de confort térmico y lumínico así como la calidad de aire interior expresando estos valores finales de consumo en Kilovatios hora por m2 por año y en Kilogramos de CO2 por metro cuadrado por año.

Categorías Energéticas de las edificaciones

Según el consumo medio de una edificación las categorías se clasifican así:

  • A, B Y C: son las más Eficientes, y resultan de las edificaciones cuyo consumo de energía es entre un 55% y 90% de la media, es decir las edificaciones en estas categorías se estarían ahorrando entre un 45% a un 10% del gasto promedio.
  • D y E: se le aplica a edificaciones cuyo consumo se ubica entre 90% y 110% de la media. Por lo que podrían estar gastando un10 % más en referencia al promedio.
  • F y G: se consideran de Alto Consumo energético ya que su consumo se ubica entre 110% 125% de la media. Por lo que estarían pagando entre 10% y 25% más.
  • Eficiencia Energética

    Gráfico cortesía

Una vez determinado el grado de eficiencia de la edificación o calificación energética, se evalúan las alternativas según la relación entre los parámetros de eficiencia que mejor se adapten a la edificación y el costo de rehabilitación. Generalmente este costo debe ser retornable entre dos a tres años, luego de este tiempo significa ahorro para los propietarios de la edificación.

Existen certificaciones que definen la eficiencia energética de una edificación, uno de ellos es la certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, por sus siglas en Ingles) es un sistema de certificación con reconocimiento internacional para edificios sustentables creado por el Consejo de Edificación Sustentable de Estados Unidos ( U.S. Green Building Council), para lograrlo se debe pensar en un cambio importante en lo relativo a la inversión y rentabilidad de la modernización energética, con la certeza que puede generar grandes ahorros y beneficios.

Las edificaciones construidas sin criterio energético son verdaderos depredadores de energía por lo que es evidente que la energía que consumen es superior a la que necesitan para generar un mismo patrón de confort.

Sabemos entonces que la rehabilitación energética de estas edificaciones forma no solo efectos inmediatos de ahorro por lo que también al aplicar los parámetros adecuados de rehabilitación, incorporar el uso de tecnología de ahorro energético y motivar a cambios comportamentales se generan excelentes beneficios sociales y medioambientales, mejorando significativamente la salud y la calidad de vida de las personas, sin duda la rehabilitación energética en edificaciones existentes es necesaria y nos beneficia a todos.

Eficiencia Energética

Foto Referencial

Lea también:Edificaciones Energéticamente Eficientes 

Comenta y se parte de nuestra comunidad