El dolor muscular está a la orden del día y las razones son diversas, los venezolanos estamos sometidos continuamente a múltiples factores que nos generan disconfort tensionando nuestro sistema musculo esquelético.

Y aunque no hay estadísticas al respecto, creo que no existe día que ustedes o yo, no escuchemos a alguien diciendo: “Me duele la espalda, el cuello, las piernas, etc”.

Para comenzar, ahora todos caminan más y gracias a Dios es así, pero lo lamentable es que por las razones que nos estamos moviendo más, implica que lo hagamos de la forma inadecuada, es decir, la falta de trasporte público nos lleva a desplazarnos con calzado inadecuado y con un peso en los hombros que por lo general nos afecta y lesiona.

Por otra parte, la mayoría de la gente está laborando de manera informal, en posturas, sillas y escritorios que no reúnen las condiciones ergonómicas para evitar el cansancio o los problemas de salud. Por otra parte, las pocas empresas que permanecen abiertas, están modo sobrevivencia, por lo que no tienen los recursos para renovar mobiliario y estandarizar instalaciones para garantizar la salud laboral. Ahora bien, cómo reclamas, si ya es un milagro que puedan pagar los sueldos de sus trabajadores.

El dolor

Foto Referencial

Por ello, es común escuchar a los terapeutas decir, que manejan una morbilidad que deja muy claro que la mayoría de los pacientes que acuden a rehabilitación presentan cuadros dolorosos por “factores de riesgo disergonómicos” derivados de la propia crisis venezolana. Por ejemplo, en estas circunstancias ¿Quién puede cambiar un colchón?

Por otra parte, son pocos los que se salvan, de caminar cuadras, subir escaleras por falta de ascensor o adoptar posturas prolongadas que comprometen la columna vertebral y otras articulaciones como lo son las del hombro y la cadera. ¿Cuántos venezolanos cargan diariamente baldes pesadísimos con agua porque tienen meses sin recibir el vital líquido por tubería?… Y seguramente este levantamiento de carga que supera el límite de lo permitido se hace de forma incorrecta.

¿Cuántos saben que no hacen pausas activas correctas, mientras trabajan? es muy necesario para que el cuerpo descanse y así evitar lesiones por malos movimientos al trabajar ¿Qué tan fácil es hacer prevención en Venezuela? ¿Existen las condiciones, en nuestras casas o en las empresas?

Y lo triste del asunto es que el dolor es perfectamente prevenible cuando son estos los factores de riesgo que los produce.

Lea también: ¿Por qué nuestro malestar crónico?

Prevención…

Aunque en nuestro país está complicado el hacer prevención en lo que respecta al dolor muscular por lo que anteriormente he descrito, voy a mencionarles solo por responsabilidad, el deber ser para evitar dolores musculares por irregularidades posturales.

El dolor

Foto Referencial

Lo primero es tratar de sentarse de forma correcta, en internet hay muchas graficas que nos enseñan cómo hacerlo. También al dormir y al caminar debemos educarnos para adoptar una  postura saludable. Yo, por mis lesiones en la espalda, solo puedo hacerlo de lado y con un cojín en las rodillas.

Por último, si lamentablemente ya el dolor y la lesión, se han hecho presentes, la intervención de un fisioterapeuta o un terapista ocupacional debería buscarse para recibir el tratamiento correcto del dolor más las herramientas para evitar la reincidencia. También es indispensable ejercitarse regularmente para tener una musculatura fortalecida y resistente ante el esfuerzo. También son convenientes, las actividades que fomenten la salud mental para con ellos alejar el estrés que comprometen el sistema musculo esquelético.

Lea también: El desorden perturba nuestro balance emocional

María Laura Garcia

Comenta y se parte de nuestra comunidad