Cuando se detectan algunas irregularidades en la producción y asimilación de la glucosa, se deben realizan las pruebas necesarias para determinar si se padece o no diabetes.

En caso que los resultados arrojen positivo, seguramente la metformina será el fármaco de primera elección para el tratamiento de la diabetes tipo 2 en adultos, esto acompañado de un estilo de vida saludable para controlar la glucemia.

La metformina reduce los niveles en sangre de glucosa, tanto basales –durante el reposo y el ayuno- como los que se alcanzan después de las comidas.

Su principal acción es retardar y disminuir la cantidad de glucosa que se absorbe de los alimentos a nivel intestinal. Además favorece el almacenamiento glucógeno en la sangre (encargado de almacenar carbohidratos en el organismo) y está asociado a evitar riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Según Flora López Simarro, coordinadora del Grupo de Trabajo de Diabetes de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), asegura que este medicamente “no afecta en la secreción de insulina por el páncreas, por lo que es un fármaco que no presenta por sí mismo riesgos en las personas que tienen niveles bajos de azúcar en la sangre es decir hipoglucemia”. 

Otro uso común, es en mujeres con problemas de esterilidad por ovarios poliquísticos, ya que mejora la ovulación y la fertilidad.

Metformina

Foto referencial

Lea también: La diabetes y el trastorno cognitivo

¿Cómo se debe tomar?

Puede utilizarse solo o en combinación con otros antidiabéticos orales o con insulina, la dosis inicial es de 500 mg u 850 mg de metformina 2 o 3 veces al día, junto con las comidas o después de éstas. Al cabo de 10 o 15 días, la indicación se debe ajustar en función de los niveles de glucosa en sangre. Es por esta razón que, López Simarro, explica que “se recomienda iniciar el tratamiento con la mitad de un comprimido con la cena y, posteriormente, ir aumentado la dosis según la tolerancia, hasta conseguir la pauta más habitual, que son dos comprimidos al día”.

Sin embargo para cada paciente es un tratamiento específico en el caso de personas de edad avanzada, dado el posible deterioro de la función renal, la dosis de metformina se ajustará según esta condición. Por ello, será necesario realizar las correspondientes evaluaciones de forma periódica.

Metformina para bajar de peso

Una de las razones principales de consumir metformina es para perder peso. Sin embargo, pocas personas saben qué pasa si se toma sin ser diabético y sus efectos para el organismo.

Este fármaco puede ayudar a perder peso a ciertas personas, pero no es un tratamiento que actúe de forma inmediata sobre el organismo. Si no que puede que pase entre 1 – 2 años para que se produzca de forma gradual y apreciable. En kilos, lo que pasa si se toma metformina sin ser diabético es que conseguirás perder entre 1’5 y 3 kilos.

Si se quiere perder peso con el consumo de la metformina, debes tener en cuenta que con el ejercicio será más fácil conseguir este beneficio. Aun así no todos pierden kilos y, solo lo único que puede pasar si tomas metformina sin tener diabetes es que no aumentarás el peso.

Tanto para consumir metformina durante la diabetes o la prediabetes, como si tu objetivo es perder peso, solo tu médico te la podrá recetar y te indicará las dosis de consumo adecuadas.

Metformina

Foto Referencial

Efectos secundarios

La especialista Flora López Simarro indica que al inicio del tratamiento con metformina frecuentemente aparecen efectos secundarios gastrointestinales, como: náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal y pérdida de apetito. Sin embargo, estas molestias se resuelven espontáneamente en la mayoría de los casos. También pueden aparecer alteraciones del gusto.

“Las personas tratadas durante mucho tiempo con metformina pueden presentar una reducción en la absorción de vitamina B12, lo que produce niveles bajos en sangre de la misma y mayor riesgo de anemia”, añade López Simarro.

Uno de los riesgos más graves y poco común es la acidosis láctica, esto ocurre cuando los riñones pueden eliminar el exceso de ácido en el cuerpo. Generalmente se presenta, en personas que tiene insuficiencia renal grave.

Lea también: Beneficios de la berberina y su uso contra la diabetes

Con Información de cuidateplus.marca.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad