Las Edificaciones Eficientemente Energética proporcionan confort de manera eficiente, hacen uso de la energía necesaria para crear espacios agradables y cómodos, generando no solo ahorro sino también espacios saludables y seguros, pero ¿influyen estos parámetros en la efectividad y productividad de los trabajadores?

La productividad de un trabajador, se puede cuantificar si evalúas la exactitud, la velocidad, el absentismo, y cualificar a través de observación y trabajos de grupos como la creatividad, respuestas positivas a requerimientos, manejo del stress, etc. Sin embargo y a pesar del número de variables a apreciar existen numerosos estudios que han logrado evidenciar el aumento en la productividad de las empresas en relación a la efectividad y cuidado de la salud del trabajador en este tipo de edificaciones. Entre muchos estudios tenemos los encontrados por el centro para la construcción de desempeño y Diagnostico en la Universidad de Carnegie Mellon, los realizados por la Universidad de Harvard, y la Universidad de Greenwichen, todos llevan a la conclusión que un entorno optimizado impacta directamente en el rendimiento mental y mejoras que afectan directamente en la productividad.

edificaciones eficientemente energéticas

Foto Referencial

Lea también: Edificaciones Energéticamente Eficientes

La iluminación

Una serie de estudios han demostrado que la luz solar puede tener una multitud de beneficios en nuestra salud, por ejemplo la luz de la mañana y del final de la tarde disminuye la depresión y mejora el estado de ánimo, la energía, la productividad y el estado de alerta.
Cerca de 12 estudios analizados por el centro de Construcción y Desempeño y Diagnostico de la Universidad de Carnegie Mellon, concluyeron que un buen diseño de iluminación generó ganancias de 0.7% a 23% en la productividad individual, estos aumentos se evaluaron según la comprensión lectora, la velocidad de procesamiento de las letras y reducción del ausentismo, entre otras. La Universidad de Greenwich también realizo un estudio en donde los trabajadores que se colocaron bajo bombillas de luz azul enriquecida se sintieron más alertas, con menos fatiga visual y más feliz.

Calidad de aire interior

Se refiere a la calidad del aire dentro y en los alrededores de la edificación y a la relación que tiene con la salud y el confort de las personas que la habitan.

Con respecto a los factores que afectan negativamente y producen contaminación en el aire interior de las edificaciones, podemos incluir desde el dióxido de carbono y vapor de agua que producen sus mismos ocupantes, hasta contaminantes como el radón, polvo procedente del aire acondicionado, humo del cigarrillo, etc. Otro factor importante es una inadecuada ventilación debido a un insuficiente suministro de aire fresco, una mala distribución de los sistemas de ventilación o un inadecuado diseño del sistema de filtración.

edificaciones eficientemente energéticas

Foto Referencial

Existen referencias como la publicada por la Organización Mundial de la Salud “Previniendo enfermedades a través de ambientes saludables” en donde se evidencian enfermedades como problemas respiratorios, asma, rinitis y hasta cáncer de pulmón según la concentración de contaminantes y calidad de aire interior

Según un informe suministrado a través de una investigación hecha por la Universidad de Harvard, comprobaba que si se mejora la ventilación se perciben beneficios en la salud de los trabajadores y por consecuencia en su rendimiento, también la “Agencia Europea del Medio Ambiente” explica cómo con una buena calidad de aire interior podemos evitar o disminuir gastos médicos directos y gastos indirectos relacionados a la pérdida de productividad de los trabajadores afectados.

Control de temperatura

Es uno de los aspectos que influyen en el bienestar y confort del trabajador, existen diferentes teorías sobre cuál sería la temperatura ideal, sin embargo los estudios han demostrado que el rendimiento de los trabajadores aumenta en temperaturas entre 21 y 22 grados centígrados (69-71 F) y disminuye con temperaturas superior a 23-24 grados centígrados (73-75 F).

Trabajar en temperaturas por encima de los 34 grados centígrados produce un efecto llamado “estrés por calor” en donde el cuerpo comienza a sentir síntomas como fatiga, dificultad para memorizar, dolores de cabeza, náuseas y sed, entre otros, y si por el contrario se trabaja a temperaturas muy bajas se presentan problemas como dolores musculo esqueléticos, dificultad para concentrarse e inclusive problemas cardiovasculares.

Hoy en día se habla del control termal del espacio y esto se orienta hacia un control individual de la temperatura para conseguir optimizar el rendimiento de todos los trabajadores, existen estudios como los identificados por el Centro para la Construcción de Desempeño y Diagnostico en donde por un adecuado control individual de la temperatura obtuvieron ganancias de productividad general de 0.2 a 3 por ciento , midiéndola a través de la satisfacción de las personas, la velocidad y precisión de tipeo y lo más importante el aumento en el pensamiento creativo, además se demostró ahorros de energía por el uso óptimo del tamaño de los equipos y colocación de sensores de ubicación.

edificaciones eficientemente energéticas

Foto Referencial

Contaminación acústica

La mayoría de los ruidos que nos rodean son accidentales y la mayor parte desagradable. Existen cuatro maneras que el ruido nos afecta: La primera es Fisiológica generando producción de cortisol o hormona de stress. La segunda es la Psicológica el sonido a través de la música y sonidos naturales es capaz de proporcionarnos sensaciones en relación a nuestras experiencia de vida. La tercera es la Cognitiva, si trabajamos con los ruidos de oficinas abiertas ( personas hablando, aire acondicionado, fotocopiadoras, distracciones en general), se pierde más del 66% de la productividad, por lo que se debe tener especial atención en ubicar a los trabajadores en función al tipo de trabajos y a la forma como lo expondremos a las distracciones y ruidos accidentales comunes para así optimizar su productividad y la cuarta es la del Comportamiento, es decir te alejas de los ruidos incómodos y te acercas a ruidos placenteros.

Evaluando las características principales que definen estas edificaciones observamos, que todos estos parámetros están directamente relacionados con la “Comodidad” y esto evidentemente interviene en forma positiva en la salud y productividad de los trabajadores, una pequeña mejoría multiplicada por la de cada uno de los trabajadores genera grandes cambios en su salud y en definitiva en las finanzas de una empresa.

Lea también: Eficiencia Energética en la Rehabilitación de Edificaciones

Comenta y se parte de nuestra comunidad