Los quistes en el hígado suelen pasar desapercibidos en muchos casos, es por eso que si fuiste a consulta y tu médico te detectó una masa no te alarmes. Tener un nódulo no significa una enfermedad grave. De hecho, los quistes hepáticos son ‘hallazgos’ comunes en gran parte de la población que se observan cuando se realizan una exploración por otro motivo. En la mayoría de los casos no provocan síntomas y tampoco son de graves. Así lo explica el doctor José Ignacio Herrero Santos, del departamento de Hepatología de la Clínica Universidad de Navarra en España.

Un quiste es una lesión en el tejido donde se almacena líquido. Los más frecuentes son los hepáticos simples, que pueden encontrarse aproximadamente entre el 1 y el 5% de la población sana. Muy raramente podemos encontrar multitud de quistes en el hígado (frecuentemente, también en los riñones) en una enfermedad hereditaria llamada poliquistosis. En el caso de los quistes hepáticos suelen aparecer y afectar en mayor grado a las mujeres.

trasplante de hígado

Foto Referencial

Lea también: Conoce en qué consiste el trasplante de hígado (+ video)

Cómo se generan los quistes en el hígado

Actualmente no se conoce la causa exacta de la aparición de los quistes simples. Sin embargo, sí se sabe qué provoca los quites hidatídicos. Estos se generan a consecuencia de una enfermedad parasitaria, producida por un gusano denomindo equinococcus granulosus o echinococcus multilocularis, dicho parásito se puede encontrar en alimentos contaminados o en algunos animales domésticos. De ahí la importancia de protegerles adecuadamente para evitar el contagio de enfermedades a los humanos.

Otros factores pueden ser:

  • Insuficiencia renal; puede traer como consecuencia la aparición de quistes en el hígado debido a que se acumulan líquidos, toxinas, y todo ello altera la función hepática.
  • Un mal funcionamiento del bazo o la vesícula biliar, también pude ocasionar este tipo de dolencia.
  • Factores genéticos: si bien es cierto que el 50% de los casos de pacientes con quistes en el hígado tiene como origen el factor genético, también puede deberse a la presencia de un parásito.

 Foto Referencial

Síntomas

Cuando se detecta un quiste hepático de pequeño tamaño no se suele tomar ningún tratamiento ni se establecen seguimientos. En la mayoría de los casos pueden producir los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal
  • Presión y malestar
  • Mala digestión
  • Inflamaciones o fiebre
  • Calambres abdominales
  • Vómitos

Cuida tu hígado

Para que el hígado funcione correctamente y favorecer su salud especialmente en caso de tener quistes hepáticos es importante prestar atención a la alimentación y seguir una dieta adecuada, sana y equilibrada. Alimentos como espinacas, manzana, pera, aguacate, brócoli, espárragos, rábano, zanahoria y remolacha protegen este órgano tan vital.

En general, se recomienda hacer controles radiológicos periódicos a los pacientes con quistes de mayor tamaño durante 2-3 años (si continúan estables, no es necesario hacer nuevos estudios). Si el aspecto radiológico de los quistes no es el característico de un quiste simple, deben estudiarse con otras pruebas complementarias.

Quistes en el hígado

Foto Referencial

Lea también: Desintoxica tus riñones

Con Información de: www.hola.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad