Muchas personas les cuesta trabajo dormir y tener un sueño reparador. Generalmente, esta situación se relaciona con el nivel de estrés y ansiedad de nuestra vida cotidiana. Existen muchas maneras de relajarse antes de dormir, pero sin duda las mejores son las naturales, que no incluyen el uso de fármacos, sino que tranquilizan la mente permitiéndonos descansar de manera placida. Hoy les mostraremos cómo curar el insomnio a través del yoga, una práctica tan útil como milenaria.

El maestro de Yoga Orlando Jiménez indica que entre los ejercicios de regulación del sueño, la respiración es uno de los más importantes. Según el maestro el anuloma viloma una práctica sencilla que ayuda a controlar la energía vital a través de la respiración entre las dos fosas nasales.

Los seres humanos respiramos muchas veces de forma acelerada y sin control lo que ocasiona una alteración o cansancio de nuestro sistema nervioso, es por ello que calmar la respiración incide en la quietud de nuestros pensamientos.

Yoga

Foto Referencial

Lea también: Cómo retomar las clases de yoga

¿Cómo prácticarlo?

Siéntate de forma cómoda y con la espalda recta relájate antes de iniciar la practica, primero inhala por ambas fosas; con el dedo pulgar de tu mano derecha cierra la fosa derecha, inhala por tu fosa nasal derecha, llenas al máximo tus pulmones y exhalas por tu fosa nasal derecha, posteriormente con el dedo índice, inhala todo el aire por la fosa nasal izquierda durante tres segundos y exhala del mismo lado durante seis segundos. Repite el ejercicio tres veces más. Luego cambia de fosa y lleva a cabo el ejercicio con la fosa izquierda, tapando la fosa derecha con el dedo anular. El tiempo de la inhalación siempre es el doble del de la exhalación .El objeto de inhalar y exhalar por una misma fosa es corregir los malos hábitos de la respiración.

Beneficios del Yoga

Las fosas nasales no están todo el día abiertas. Se van cerrando y abriendo total o parcialmente a lo largo del día, y esto varía según cada persona. Se desconocen los motivos fisiológicos.

Yoga

Foto Referencial

Al hacer esta técnica equilibramos el aire que pasa a través de las fosas nasales (durante el ejercicio). Esto en algunos casos propicia que las fosas obstruidas permitan el paso fluido de aire. También, según dice mucha gente que practica esta técnica, obtienen un estado de equilibrio interior, paz y bienestar. Ello tal vez sea debido, y esto lo planteo solo como hipótesis, al hecho de que equilibramos la polaridad del cuerpo, relacionada con el hemisferio derecho e izquierdo del cerebro, al respirar de forma alterna por cada fosa.

Lea también: Yoga para embarazadas: Conoce las mejores posturas

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad