El ciclo menstrual se caracteriza por menstruaciones regulares que ocurren aproximadamente cada 21 o 35 días, contando como inicio del ciclo el primer día de la regla.

Aunque algunas pacientes refieren ciclos de 28 días exactos, esto no ocurre en la mayoría de las pacientes y pueden presentarse variaciones de 3 o 4  días sin que represente un problema. Además con frecuencia vemos que el patrón de los ciclos menstruales varía con eventos como cambios de peso, embarazos, cambios en la alimentación e incluso con cada década de la vida femenina la menstruación cambia, aunque siga manteniendo un ciclo normal que como se comentó anteriormente puede variar entre cada 21 y 35 días y ser considerado normal.

trastornos de la menstruación

Foto Referencial

Lea también: ¿Sabes qué es el síndrome de ovario poliquístico?

Retraso en la menstruación

En el caso que la menstruación demore en venir más de 35 días o incluso si presenta algún cambio en el patrón con el que regularmente viene, o cambios en la cantidad de sangre menstrual perdida, cambios en el olor de la secreción vaginal  o síntomas asociados como caída del cabello, mamás con secreción láctea sin estar en situación de lactancia, aumento de peso, relaciones sexuales dolorosas, acné, calorones, entre otros, lo indicado es acudir inmediatamente al control ginecológico.

Entre las causas de este síntoma tenemos:

– Embarazo. Aunque resulte lógico es importante recordarlo ya que algunas pacientes llegan a la consulta sin la más mínima sospecha y en estos casos inician el control prenatal en forma tardía, con las consecuencias que esto implica en la prevención.

– Hipotiroidismo: la ausencia de regla puede ser una de las primeras manifestaciones de esta patología, acompañado de otros síntomas como aumento de peso, fatiga crónica, caída del cabello e hipercolesterolemia.

– Hiperprolactinemia. La prolactina es la hormona que se encarga de estimular la producción de leche materna, y puede elevarse por múltiples razones como la ingesta de algunos medicamentos, tumores en la hipófisis que la mayoría de las veces son benignos y también en los casos de hipotiroidismo. En estos casos la paciente presenta secreción láctea sin estar asociado a la lactancia.

– Síndrome de ovario poliquístico. Este trastorno caracterizado por ciclos anovulatorios, alteración en el metabolismo de los androgenos tipo hiperandrogenismo que se manifiesta con acné principalmente, y el hallazgo ecográfico de ovarios poliquísticos, se presenta habitualmente con ausencia de menstruaciones.

– Cambios en peso. Las variaciones de peso considerables incluyendo la ganancia o la pérdida de peso pueden cursar con este tipo de trastorno menstrual.

– Estrés. Aquellas pacientes que han presentado un evento importante en su vida cotidiana como el fallecimiento de un ser querido, pueden notar la ausencia de las menstruación y tiende a regularizar espontáneamente.

trastornos de la menstruación

Foto Referencial

– Atletas de alto rendimiento. Este tipo de actividad puede inhibir la secreción de las hormonas que estimulan los ovarios, encargados de la liberación de los estrógenos y progesterona que permiten las variaciones hormonales responsables del ciclo menstrual.

– Menopausia. este cambio hormonal se presenta alrededor de los 50 años, sin embargo algunas pacientes presentarán falla ovárica prematura antes de los 40 años, y en estos casos la paciente se diagnostica como menopausia precoz.

– Quistes ováricos. Normalmente se forma todos los meses una estructura en cada ovario conocida como folículo, responsable de liberar un ovulo apto para ser fecundado por un espermatozoide. Sin embargo en algunas ocasiones este folículo persiste y se forma un quiste de ovario, con los consiguientes cambios hormonales que impiden la menstruación.

– Métodos anticonceptivos. Algunos métodos como la píldora del día siguiente pueden ocasionar cambios en el ciclo menstrual. De igual forma las pastillas anticonceptivas pueden disminuir la cantidad de sangrado menstrual como uno de sus mecanismos de acción y en algunos casos la menstruación es tan escasa que la paciente no la percibe.

– Desnutrición. Los cambios en la dieta que disminuyen la ingesta de nutrientes puede afectar los ciclos menstruales.

– Patologias uterinas. Cualquier trastorno en la anatomía del útero como infecciones, presencia de tabiques o sinequias como resultado de procedimientos uterinos, estrechez en los orificios uterinos que drenan en la vagina con la consiguiente acumulación intauterina de sangre conocido como hematometra, puede presentarse con ausencia de menstruación.

Menstruaciones muy frecuentes y abundantes

En estos casos, cuando notamos un ciclo menstrual menor a 21 días, generalmente las causas se deben a patologías orgánicas, es decir, alteraciones de la anatomía del útero como pólipos uterinos, miomatosis uterina o incluso infecciones del revestimiento uterino como las endometritis. Sin embargo también el hipertiroidismo puede manifestarse como menstruaciones muy frecuentes.

En cualquier caso, si observas cambios en el patrón de tu menstruación, o si se asocia a otros síntomas como cambios en el peso, acné, flujo, dolor pélvico, entre otros, acude al ginecólogo.

Lea también: Los cambios que se producen en tu cuerpo durante el embarazo y cómo mejorarlos

Por. Dra. Peggi Piñango

Comenta y se parte de nuestra comunidad