El paso de los años nos va restando condiciones físicas y precisamente si deseamos llegar a la tercera edad en condiciones óptimas para poder valernos por nosotros mismos, la herramienta fundamental es el ejercicio regular. Para ser independientes y tener calidad de vida debemos preservar la resistencia, la flexibilidad más la tonificación muscular que nos garantiza la estabilidad para desplazarnos, por ello les presento estos dos movimientos, con una rutina corta y sencilla de hacer en cualquier lugar.

ROTACIÓN DE CADERAS CON MOVIMIENTO DE GOLPE EN “UPPER”

María Laura García Ejercicios Sin Excusas

1.-Desde la posición de pie con piernas separadas al ancho de sus caderas, coloque en sus manos pesos iguales (mancuernas o si las tiene, pesas de muñeca), apretando sus puños, aplicando técnicas de box, coloque una pierna ligeramente hacía atrás, apoyándose sobre la punta de ese pie y el elevando el talón, mientras la otra pierna queda hacía adelante con apoyo total sobre el pie, flexione sus brazos frente a usted y lleve los puños hasta la altura de su rostro, en posición de defensa. Obtenida esa posición, proceda a girar su torso en dirección hacía la pierna que está adelante y al mismo tiempo eleve el brazo contrario, amagando un golpe en gancho, manteniendo la posición de defensa o protección del otro brazo, regrese a la posición de defensa y vuelva a amagar tantas veces como se le sugiere más adelante para luego cambiar el ataque o amague al otro lado. Éste ejercicio trabaja la resistencia, la flexibilidad y la estabilidad del cuerpo en general. Realice de 3 a 4 series de 12 a 16 movimientos de amague por cada lado.

Lea también :Balancea y entrena tus caderas con mancuernas

MOVIMIENTOS DE GOLPE EN “JAB”

María Laura García Ejercicios Sin Excusas

1.-Desde la posición de pie con piernas separadas al ancho de sus caderas, coloque en sus manos pesos iguales (mancuernas o si las tiene, pesas de muñeca), apretando sus puños, aplicando técnicas de box, coloque una pierna ligeramente hacía atrás, apoyándose sobre la punta de ese pie y el elevando el talón, mientras la otra pierna queda hacía adelante con apoyo total sobre el pie, flexione sus brazos frente a usted y lleve los puños hasta la altura de su rostro, en posición de defensa. Obtenida esa posición, proceda a extender uno de sus brazos y al mismo tiempo gire su muñeca y puño a posición pronada (dedos hacía abajo),simulando lanzar un golpe con el brazo recto, manteniendo la posición de defensa o protección del otro brazo, regrese a la posición de defensa y vuelva a amagar tantas veces como se le sugiere más adelante para luego cambiar el ataque o amague al otro lado. Éste ejercicio trabaja la resistencia, la flexibilidad y la estabilidad de hombros, brazos y gran parte del torso. Realice de 3 a 4 series de 12 a 16 movimientos de amague por cada lado.

Lea también: Fortalecimiento del tronco en dos pasos

Glen González: Fisioterapeuta. E-mail: fisiototaltraining@hotmail.com

María Laura Garcia

 

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad