Cada vez más el celular se convierte en nuestro mejor aliado, ya sea para trabajar, mantenernos en contactos con nuestros seres queridos y amigos y hasta el fiel compañero que te deja dormir esos cinco minuticos de más, sobre todo cuando suena el despertador después de una siesta o a la hora de pararnos para realizar nuestras labores diarias.

Pero ¿Pero hacemos bien posponer nuestro celular y darle esos minuticos extra a nuestro sueño? La respuesta es no, pues cuando activamos ese “mágico” botón, nuestro cerebro arranca un nuevo ciclo de sueño, provocando que nos levantemos en un segundo aviso con más sueño y más cansados que la primera vez. Es decir, cortar el sueño de repente no es lo más recomendable, y si se hace varias veces, la situación es peor.

Además, el placer que sentimos durante uno minutos más en cama, nos pasa factura durante el día, pues  nos hace estar más cansados, con mal humor y con somnolencia.

Lo recomendable y más sano sería poder levantarnos sin la necesidad de la alarma, sino utilizando el propio reloj biológico que todos tenemos (aunque algunos lo tienen más desarrollado que otros).

En pocas palabras, debemos evitar posponer el despertador y levantarnos apenas suene nuestro celular, si hacemos esto nuestro ciclo del sueño se vería menos afectado, y podríamos rendir mejor durante el día.

Dormir

Foto Referencial

Lea también: Narcolepsia: Un trastorno grave del sueño

Decálogo para un sueño reparador

  • Tener una rutina de sueño: despertarnos e irnos a dormir a la misma hora.
  • Evitar bebidas con cafeína.
  • Que las siestas no superen los 20 o 30 minutos.
  • Dormir en un colchón y almohada cómoda.
  • Espacio sin ruidos y sin luz.
  • Una temperatura adecuada.
  • Hacer ejercicio durante el día ya que favorece el sueño.
  • Evitar comidas pesadas por las noches.
  • No fumar.
  • No usar despertador, pero si es necesario no posponerlo.

Lea también: ¿Tienes un trastorno del sueño? Descúbrelo aquí

Con información de: www.20minutos.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad