Los besos ofrecen muchos beneficios para la salud. La sensación de placer que sentimos cuando besamos a alguien promueve un aumento en la producción de endorfinas,  que aumentan la calma , crean un estado de bienestar, mejoran el humor, reducen el dolor y la presión sanguínea, retrasan el proceso de envejecimiento, potencian las funciones del sistema inmunitario, entre otros beneficios.

Sin embargo, cuando besamos a alguien, la acción deglutoria de la lengua permite que la saliva contaminada llegue hasta la garganta y, desde allí, penetre al organismo y produzca infecciones.

También pueden transmitir hongos, bacterias y/o microorganismos que causan enfermedades y virus como las siguientes:

Infecciones del tracto respiratorio superior, también conocido como resfriado común, o el virus de la gripe. Se cree que éste se contagia por contacto al tener contacto con gotas o secreciones (fluidos y mucosas) de una persona infectada.

Mononucleosis infecciosa. También conocida como la enfermedad de los besos, causada por el virus de Epstein-Barr. El virus se transmite por la saliva y la infección se produce a través del contacto.

Beso

Foto Referencial

Lea también: ¿Te sangran las encías al cepillarte?

Infección por herpes. Se transmite al tener contacto directo con el virus mediante la saliva. El herpes es más fácil de propagarse a los otros cuando se forman ampollas. La varicela es de fácil transmisión de persona a persona por contacto directo, gotas de saliva o transmisión aérea.

Hepatitis B. Besar también puede transmitir el virus de la Hepatitis B; sin embargo, la sangre tiene niveles más altos de este virus que la saliva. La infección se registra cuando la sangre y la saliva infectada entran en contacto directo con los fluidos de otra persona. Una persona tiene más probabilidades de estar infectada cuando besa, si tienen heridas abiertas en o alrededor de la boca.

Verrugas. Este tipo de padecimiento bucal se puede propagar a través de besos, sobre todo si hay zonas de reciente trauma.

Caries dental. Las bacterias que causan la caries en los dientes no se encuentran en las bocas de los recién nacidos. Ésta debe ser colonizada con saliva infectada, que puede transmitirse por un beso en los labios.

Enfermedad meningocócica. Es potencialmente mortal, que incluye la meningitis, inflamación de las membranas (meninges) que rodean el cerebro y la médula espinal, y la septicemia. Pueden propagarse a través del contacto directo o a través de gotas.

HIV. La infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (HIV), es de transmisión sexual y sanguínea. Aunque se ha demostrado la presencia de HIV en la saliva, su concentración es tan baja que no es suficiente para causar una infección, pero todo esto cambia, si la persona portadora, posee alguna ulcera, herida o condición en la cavidad  que provoque un sangrado, o algún otro tipo de exudado donde la concentración del virus sea lo suficientemente alta como para infectar a la otra persona.

Ten presente que un simple beso, más que placer, puede llevarte a un deterioro de tu integridad física y mental, ocasionando enfermedades que puedan llevarte incluso a la muerte.

Lea también:

Carlos Rauseo

Comenta y se parte de nuestra comunidad