Es preciso recordar a tu padre y revisar tu relación con él. Pues aunque te sea difícil verlo, dependiendo de cómo te sentiste con papá, así percibes a la autoridad y -sobre todo si eres mujer- al amor.

Lo vivido con tu padre dejó una huella en ti

Desde un padre muy protector y controlador hasta otro que sólo estuvo presente en tu concepción, la gama de experiencias que pudiste vivir con tu papá es muy variada. Cada una de esas experiencias y la forma como las interpretaste, te dejaron una huella. Aún cuando creas que es algo que ya no está vigente, sigue presente en tu vida. De hecho, puedes verla reflejada en tus actuales relaciones. Sobre todo se aprecia en cómo te sientes con cualquier persona que represente el poder para ti.

En mis talleres constantemente recibo personas con dificultades en sus relaciones de pareja. Al iniciar el trabajo básico (perdonar y cerrar ciclos con papá y mamá) algunos dicen que sus padres ya no comandan ni forman parte de su vida. Asumen que dejaron atrás la influencia que ellos tenían sobre su existencia. Sin embargo al buscar con más detalle, con la ayuda de otros ojos, pueden apreciar cuan presentes están y lo muy leales que son a sus enseñanzas. Esto ocurre incluso aún cuando sus padres vivan a kilómetros de distancia e incluso ya hayan fallecido.

padre

Foto Referencialadre

Lea también: Cultivar la paz en medio del caos

La relación padre e hijo(a)

Por parte del hijo, aunque a veces no se sienta así, hay mucho que agradecer al padre. El primer y mayor regalo, es la viva misma. ¡Vaya si eso es importante! pues es lo que nos permite estar en este mundo. Adicionalmente, quienes tuvimos la fortuna de tenerlos a nuestro lado físicamente sentimos su presencia, cuidados y/o aporte económico.

Pero también habrán reproches, heridas producto de lo que se vivió. En algunos casos, el hijo siente que hubo desamor. En general eso no es así, lo que  hubo fueron muestras de afecto distintas a la forma como le hubiese gustado al hijo recibirlas. Generaciones atrás, lo más importante para un padre era proveer y esa era la forma de dar su amor. Sin embargo, un hijo espera contacto físico, cercanía.

Desde el punto de vista del padre, en general sienten que hicieron lo mejor que podían. Si para ti como hijo no lo sientes así, tal vez sea bueno recordar que sólo se puede dar lo que está dentro de ti. Por tanto, si tu papá guardaba tristezas, rencores y sobre todo si tuvo un modelaje severo o poco afectivo, eso será lo que de una u otra forma ofrezca a sus seres queridos.

¿Cuál es la referencia que tienes de tu padre?

Para no continuar con teorías o generalidades, te invito a recordar a tu papá, ¿cuál es la primera emoción que sientes con respecto a él? ¿Cómo reacciona tu cuerpo ante algunos recuerdos con papá? Si te das cuenta que hay dolor, que guardas resentimiento, te sugiero que hagas un trabajo personal para deslastrarte de todas esas viejas emociones.

En mi experiencia, perdonar a papá me dio la posibilidad de: crear una relación sana con mi esposo, sentirme completamente en paz con mi padre y  volverme mi propia autoridad validando mis decisiones, emociones y pensamientos.

Por todo esto, tanto en mi experiencia personal, como en mi rol de terapeuta, puedo asegurarte que si no abrazas la totalidad de tu papá, si no honras su presencia en tu vida y los regalos que te dio (bien sea con su presencia o con su ausencia) no serás una persona completamente feliz.

Si tienes dificultad para reconciliarte con tu papá, recuerda que es un ser humano, con sus luces y oscuridades. Tu padre tiene partes maravillosas pero también con heridas e inseguridades. Recurre a la compasión recordando que hizo lo mejor que pudo con lo que tenía.

Padre

Foto Referencial

Recomendaciones para sanar la relación con tu padre

1.- Reconoce y revisa dentro de ti las emociones que tienes con respecto a tu padre.

2.- Haz una carta de completación, o cierre. Expresa en ésta tanto las cosas que agradeces de él, como aquellas que fueron dolorosas.  Escribe con honestidad, pero se responsable de tus emociones, no le culpes. Si tienes dudas como hacerla, el artículo que anexo tiene un modelo que puede servirte.

3.- Diariamente, dedica unos minutos a enfocarte en aquellas características que te gustan o te gustaban de él.

4.-  Indaga sobre la vida de tu padre, su crianza y situaciones de vida. Eso te ayudará a conocerlo un poco más, a entender su forma de actuar. A veces, luego de saber su historia, sólo queda desarrollar compasión por él.

Honrar a tu padre

Esto significa reconocer su existencia y también la influencia que tuvo en ti. También significa expresarle gratitud por lo que recibiste de él. Puede ser que hayan faltado cosas o que hayan habido heridas, pero al honrarlo, aceptas tu pasado y decides quedarte con lo mejor.

Respetar a tu papá no hace que apruebes todas sus conductas. Pero si te sirve para estar en paz con el pasado vivido con él. También te da la posibilidad de tener la fuerza para tomar tus propias decisiones y elegir tu camino. Esto último puede parecerte sorprendente, pero mientras resientes a tu padre, inconscientemente estarás repitiendo aquellas actitudes que más rechazas de él.

Así que reconcíliate con tu padre, uno de los seres más importantes en tu vida.

Lea también: La intención sin acción es pura ilusión

Carla Acebey-

Comenta y se parte de nuestra comunidad