¿Te zumban los oídos y no sabes qué lo puede estar ocasionado? Tal vez sea el Tinnitus o zumbido, que son sonidos que se originan en el oído y no en el ambiente. Se trata de un síntoma y no de una enfermedad específica. Los acúfenos o tinnitus son muy frecuentes, entre el 10 y 15% de las personas que experimentan este trastorno auditivo en mayor o menor grado.

Este fenómeno es relativamente normal, ya que casi toda la población lo experimenta en algún momento de su vida. En algunas ocasiones, pueden ser el primer y/o único síntoma de problemas importantes de audición, por lo que la evaluación por un médico es muy importante.

Normalmente, los zumbidos tienen carácter leve y transitorio, pero si son más molestos o continuos, pueden derivar en alteraciones del sueño e interferir en el descanso y la concentración, por lo que pueden llegar a producir irritabilidad y mermar la calidad de vida de quienes los sufren.

Según la American Tinnitus Association, el acúfeno grave representa el tercer síntoma más incapacitante que puede sufrir una persona, después del dolor intenso y los trastornos del equilibrio.

La Doctora Jaqueline Alvarado otorrinolaringóloga asegura que esos ruidos pueden ser de intensidad alta o baja, agudos o graves, a su juicio el paciente debe recibir apoyo psicológico porque en la mayoría de los casos la persona presenta mucha ansiedad y estrés.

Los cliqueos o silbidos pueden ser resultado de una exposición constante a ruidos fuertes que superen los 100 decibeles, infecciones del oído mal tratadas, problemas cardíacos o vasculares, tumores cerebrales y en las mujeres cambios hormonales.

zumbidos 

Foto Referencial

Lea también: ¿Conoces tu pulso? (+video)

El uso de audífonos también es un factor que contribuye a provocar zumbidos, el volumen alto en lugares cerrados, cine, televisión y uso excesivo de audífonos, en personas de entre 15 y 24 años de edad genera riesgo de sordera antes de lo habitual. Para prevenir las secuelas, lo ideal es limitar el volumen hasta 60 decibeles.

Detectar de manera temprana cualquier problema con los oídos es posible si al menos cada seis meses se acude con un especialista para evaluar, realizar estudios de audiometría y equipos de emisiones otoacústicas que permiten identificar las frecuencias y gravedad del daño en el oído.

Otros riesgos de los zumbidos

Además de la pérdida auditiva, quienes tienen tinnitus pueden presentar problemas para trabajar, o dormir por lo molesto de los zumbidos, incluso desarrollar estrés por no tener momentos de silencio.

  • Alteraciones del sueño
  • Persistencia
  • Desesperación, frustración, depresión
  • Molestia, irritación
  • Hiperacusia
zumbidos 

Foto Referencial

Recomendasciones

Dentro de las recomendaciones que realiza la doctora Jaqueline Alvarado indica que el paciente debe escuchar música con sonidos zen para que puedan relajarse y dormir. El cerebro es capaz de separar los sonidos que más le agradan que el zumbido y el paciente puede descansar.

Otros emplean un enmascarador de acúfeno, es un dispositivo que se usa como un audífono y que produce un nivel constante de sonidos neutros. En caso de sordera profunda (total), un implante en la cóclea (órgano de la audición) puede reducir el tinnitus, pero esto solo se realiza en pacientes con pérdida auditiva de grave a profunda en ambos oídos. Si estas técnicas habituales no son útiles, la persona afectada puede consultar en centros especializados en el tratamiento del tinnitus.

Lea también: Entérate por qué se tapan los oídos y qué hacer cuando eso ocurre

Comenta y se parte de nuestra comunidad