cáncer de mama
Foto Referencial

Octubre es el mes rosa, 19 de octubre día dedicado a la lucha contra el cáncer de mama.

¿Por qué asignar un día especial en nombre de esta lucha como si se tratase de un nacimiento?  Porque según la OMS el cáncer de mama es el más frecuente en las mujeres tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo, pues representa el 16% de todos los cánceres femeninos.

¿Quiénes están en riesgo?

Todas las mujeres tenemos riesgo, de tal manera que la prevención y pesquisa deben ser universales. Sin embargo existen algunos factores que aumentan el riesgo, a saber:

  • Antecedentes familiares de cáncer de mama multiplican el riesgo por dos o tres. Algunas mutaciones de genes, se asocian a un riesgo muy elevado. Sin embargo, esas mutaciones explican sólo una pequeña parte de la carga total de cáncer mamario
  • Factores reproductivos asociados a una exposición prolongada a estrógenos endógenos, como un desarrollo precoz, una menopausia tardía y una edad madura del primer parto figuran entre los factores de riesgo más importantes del cáncer de mama.
  • Las hormonas exógenas también conllevan un mayor riesgo de cáncer de mama, por lo que las usuarias de anticonceptivos orales y de tratamientos de sustitución hormonal tienen más riesgo que las mujeres que no usan esos productos.
  • Consumo de alcohol, el sobrepeso y la obesidad, y la falta de actividad física.
Cáncer de mamá
Foto Referencial

Lea también: Diagnóstico y prevención es la primera batalla en la lucha contra el cáncer de mama

 ¿Existe un factor protector?

Si, la lactancia materna tiene un efecto protector.

¿Cómo estar alertas y hacer un diagnóstico precoz?

Dos puntos importantes: autoexamen de mama y mamografía.

¿Cómo hacer el autoexamen?

El autoexamen de mama debe ser hecho 1 vez al mes, 7 días después de la menstruación, en caso de que no menstrué debe escoger una fecha fija para hacerlo.

  • Observación frente al espejo con los brazos caídos. Estando de pie frente al espejo deja los brazos relajados, caídos y pegados al cuerpo. Observa si el tamaño de ambas mamas es el habitual y si su simetría es razonable. Comprueba que la piel no esté excesivamente rugosa (como la piel de naranja), no tenga zonas enrojecidas, ni bultos ni hoyuelos. Comprueba que tus pezones no estén retraídos o hundidos
  • Observación con los brazos levantados. En la misma posición en la que estás, pon tus manos entrelazadas por detrás de la cabeza. En esta postura, comprueba que el contorno inferior de tus mamas sea circular, regular, y más o menos simétrico en ambas mamas. Mírate de frente y de lado
  • Palpación de pie.Levanta el brazo izquierdo y pon la mano izquierda sobre tu nuca. Utiliza la mano derecha para palparte la mama izquierda. Luego haz lo mismo con la otra mama (mama derecha con brazo izquierdo).Para palparte la mama utiliza los tres dedos medios de la mano (índice, corazón y anular). Puedes recorrer tu mama de tres formas: en círculos desde fuera hacia dentro, recorriendo tu pecho en líneas verticales o recorriendo tu pecho en líneas horizontales. Pásate los dedos suávemente pero con firmeza, y comprueba que no notes ningún bulto extraño. Presta especial atención a la zona que va de la axila a la mama: es ahí donde se detectan más de la mitad de los casos
  • Palpación tumbada. Seguidamente, túmbate en la cama boca arriba. Ponte una almohada bajo el hombro izquierdo para palparte la mama izquierda. A continuación, pálpate igual que en el paso tres: levanta el brazo izquierdo, pon la mano izquierda en la nuca, y pálpate la mama izquierda con la mano derecha haciendo círculos o líneas. Haz lo mismo para la otra mama.
  • Pezón. Comprime los pezones con los dedos índice y pulgar para comprobar si sale líquido. Si sale algún tipo de líquido, toma nota de sus características (transparente, lechoso o sanguinolento) para describírselas a tu médico.
cáncer de mama
Foto Referencialcáncer

Si durante la autoexploración has encontrado que la piel de tus mamas es demasiado rugosa, presenta hoyuelos, o enrojecimientos; si tienes un seno más grande de lo habitual, si has notado bultos sospechosos o tus pezones segregan líquido; es aconsejable que contactes con tu médico para una revisión inmediata.

¿La autoexploración de mamas sustituye a otras pruebas diagnósticas?

No. La autoexploración mamaria es un método importante, pero poco fiable y no es aconsejable confiar en él como único método ante la detección del cáncer de mama. A parte de hacerse un autoexamen de mama al mes, es recomendable hacerse al menos una revisión ginecológica anual, así como tener en cuenta otros métodos, como la mamografía a partir de los 40 años.

Lea también: Inventan nariz electrónica para detectar cáncer de estómago

Dra. Mariángel González Medina

Pediatra

Otorrinolaringólogo

Comenta y se parte de nuestra comunidad