Seguramente te ha pasado alguna vez que conoces a alguien, intercambias números telefónicos, tienen varias citas y cuando empiezas a tener una relación que aseguras que va muy bien, de repente esa persona sin previo aviso no contesta tus mensajes ni llamadas, en fin, simplemente desaparece de tu vida, sin dar mayor explicación. Si esto te ha sucedido entonces has sido víctima de lo ghosting (hacerse el fantasma), termino que ha ganado popularidad en los últimos años y es elegida como uno de los vocablos por el diccionario británico Collins.

Pero… ¿por qué algunos hombres desaparecen como fantasmas?

Especialistas aseguran que acabar con una relación de la noche a la mañana no es algo nuevo, sin embargo con el uso de las nuevas tecnologías se ha hecho una práctica más común.

Si nos enfocamos en los estereotipos de género seguramente podamos encontrar muchas razones de por qué los hombres serían más proclives al efecto fantasma o ghosting, pero, la creencia popular y algunos estudios de psicólogos aseguran que los hombres no tienen dotes de comunicación, o más bien que no las desarrollan tanto como las mujeres. Es decir, que para ellos podría ser mucho más fácil hacerse el fantasma y desaparecer de repente que plantarse delante de su pareja o incluso en un problema cotidiano y decirle lo que de verdad sienten y las razones sinceras por las que ya no desean estar con esa persona.

Otra razón podría ser el simple hecho de que no sienten ningún tipo de atracción sexual. Un ejemplo: un hombre ha tenido un par de citas con una chica y no acaba de gustarle (independientemente de si han tenido relaciones sexuales o no). En vez de decírselo, simplemente deja de llamarla, no le coge el teléfono y desaparece sin dejar rastro.

El miedo al compromiso o el simple hecho de no querer comprometerse puede ser otra razón de peso para que un hombre decida hacerle ghosting a su pareja, de forma cobarde y egoísta, sin pensar en el daño psicológico que puede hacerle por dejar la relación de esa manera tan cruel.

Ghosting

Foto Referencial

Lea también: Tips sobre los condones que debes saber para practicar sexo seguro

Los hombres son más propensos al ghosting

El ghosting no tiene género, por lo que no es una acción trapera específica de los hombres. Las mujeres también hacen ghosting, pero lo que está claro es que este tipo de conductas está estrechamente relacionado con la madurez y las habilidades de comunicación del sujeto.

Muchos intentan justificar el ghosting como una forma de salir de una relación sin herir los sentimientos del otro, pero de hecho demuestra que el sujeto está pensando más en sí mismo, ya que el ghosting a menudo crea más confusión para el que lo recibe.

Según una encuesta que realizó en Estados Unidos en 2014 la compañía YouGov para el sitio Huffington Post, evidenció que 11% de los participantes dijo haberle hecho ghosting a alguien y un 13% haber sido víctima de esta práctica.

Entre tanto la revista Elle llevó a cabo una encuesta similar entre sus lectores: un 26% de las mujeres y un 33% de los hombres admitieron tanto haber sido víctimas del ghosting como el haberlo llevado a cabo.

Ghosting

Foto Referencial

Miedo a expresar lo que sientes

Sherry Turkler, profesora de sociología de Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) aseguró en una reciente entrevista con el Huffington Post que “el ghosting es algo casi único del mundo online”.

“Con las nuevas tecnologías nos hemos acostumbrado a deshacernos de la gente simplemente no respondiendo. Y eso empieza con los adolescentes, que crecen con la idea de que es posible que le envíen a alguien un mensaje de texto y que no reciban nada por respuesta”, aseveró.

Según Turkle, “eso tiene serias consecuencias, porque cuando nos tratan como si pudiéramos ser ignorados, empezamos a pensar que eso está bien y nos tratamos a nosotros mismos como personas que no han de tener sentimientos”.

La experta aconseja que “si alguien ha sufrido varias experiencias de ghosting, examine sus elecciones de pareja”, ya que considera que “hay que respetarse a uno mismo y no caer una y otra vez en el mismo patrón”.

Lea también: Disfruta del sexo vainilla, la practica más dulce

Con Información de www.ellahoy.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad