Durante el embarazo aumenta el requerimiento calórico, pero no por esto debes comer por dos. Es importante mantener la ganancia de peso adecuada, aproximadamente 1 kg o 1,5 kg por mes para un total de 10-12 kg en todo el embarazo, y de esta manera realizamos prevención de hipertensión y diabetes gestacional y prevenimos la aparición de estrías por estiramiento de la piel.

Recomendaciones principales

  • La alimentación debe ser balanceada, es decir, consumir todos los grupos de alimentos sin abusar ni abandonar ningunos de ellos; es decir que debes consumir tanto carbohidratos, proteínas y vegetales. Es recomendable seguir ciertas pautas para evitar el contagio de enfermedades infecciosas como la toxoplasmosis o las infecciones gastrointestinales.
  • La higiene adecuada de los alimentos crudos: estos alimentos que no pasan por el proceso de cocción, si no se realiza el lavado adecuado de las manos y de las frutas, vegetales o verduras, podemos estar en riesgo de ingerir alimentos contaminados. Es recomendable en el caso de los vegetales como lechuga, berro, o cualquier hoja verde lavarlos con abundante agua y luego deja remojar por unos 10 minutos en agua filtrada o hervida con unas gotas de vinagre. Los jugos recuerda prepararlos con agua filtrada o hervida y lavar bien las frutas antes de manipularlas.
embarazo

Foto Referencial

  • Cocción adecuada de las carnes y huevos: nada de carnes semicrudas o crudas porque al no estar completamente cocidas puedes estar ingiriendo carnes contaminadas, especialmente el pollo que es importante transmisor de salmonella, al igual que el huevo.
  • Prefiere los jugos pasteurizados si estas comiendo en algún sitio público, y los jugos naturales en tu casa elaborados con agua hervida o filtrada.
  • Evita las comidas en sitios ambulantes que no sabemos si tienen el permiso sanitario adecuado.
  • En el caso de sushi, que generalmente se hace con pescado crudo, prefiere los de tipo tempurizado que no traen nada crudo.

Lea también: ¿Por qué la Mamografía no puede ser sustituída por el ecosonograma mamario?

En cuanto al azúcar y las harinas

La ingesta de azúcar debe ser con moderación: prefiere los jugos con poca o ninguna azúcar; recuerda que las frutas tienen su propia azúcar, y algunas aportan más calorías que otras, como el coco, el cambur, el mango, y también el plátano, así que si tienes una ganancia excesiva de peso limita el consumo de estas últimas. De igual forma el consumo de bebidas gaseosas o refrescos debe estar limitado, ya que este tipo de bebidas tienen grandes cantidades de azúcar.

¿Y qué hacer si te provoca una hamburguesa, pizza, perro calientes, empanadas, tortas, dulces? En ningún momento están prohibidos este tipo de alimentos, pero no los debes de comer todos los días, ya que todos estos alimentos son hipercalóricos, es decir que tienen demasiadas calorías y su ingesta diaria aumenta el peso materno rápidamente. Puedes comerlos, siguiendo la adecuada higiene que se mencionó anteriormente como la carne bien cocida, máximo una vez a la semana, o dos si son pequeñas porciones.

embarazo

Foto Referencial

La ingesta de pescado no está prohibida

La ingesta de pescado en el embarazo no está contraindicada. Es una excelente fuente de proteínas y omega 3. Puedes comerlos pero con moderación ya que pueden contener sustancias contaminantes. Debes limitar el consumo de ciertos pescados grandes como el tiburón, pez espada, carite e incluso el atún fresco, que están relacionados con mayores cantidades de mercurio, elemento que al estar presente en grandes concentraciones en la sangre materna puede alterar el desarrollo neurológico del bebé e incluso algunos estudios lo asocian con trastornos por déficit de atención con hiperactividad en la infancia.

Los expertos en toxicología recomiendan el salmón, sardinas, los camarones y la ingesta de atún enlatado eventualmente. Es preferible que alternes los tipos de pescado que comes y no comer más de tres porciones a la semana; retirarles la piel y cocinarlos muy bien ayuda a disminuir los contaminantes; recuerda que no puedes consumirlos crudos. Son mayores los beneficios que los riesgos de comer pescado durante el embarazo, así que no te niegues a comerlo, solo cómelo siguiendo las recomendaciones.

En el caso de la paciente que empieza el embarazo con obesidad, puede estar restringida la ingesta de calorías por el peso elevado que ya tiene la paciente. También es importante en el caso de las pacientes vegetarianas o con regímenes especiales de alimentación la asesoría por un nutricionista debido a que la restricción de algún grupo de alimentos como las carnes por ser la principal fuente de proteínas, podría generar consecuencias en el crecimiento fetal. Siempre consulta a tu médico y nutricionista en que forma debes alimentarte.

Lea también: Los cambios que se producen en tu cuerpo durante el embarazo y cómo mejorarlos

Por. Dra. Peggi Piñango

Comenta y se parte de nuestra comunidad