Los músculos de la espalda y del abdomen constituyen la base del cuerpo que, entre otras funciones se encargan de proteger nuestra columna vertebral. Por tanto, tonificar este grupo de músculos nos ayudará a mejorar la postura, nuestra apariencia física; además de facilitar la realización de actividades diarias, evitando. Hagan estos dos ejercicios con regularidad y hagan prevención.

APERTURAS PECTORALES USANDO LIGAS CON APOYO SOBRE FITBALL

María Laura García Ejercicios Sin Excusas

1.-Coloquen la totalidad de su espalda, desde su zona lumbar hasta la zona de sus escapulas, sobre una pelota suiza o Fitball, mientras flexionan sus piernas en un ángulo de 90°, aproximadamente, y las separan más allá ancho de sus caderas. Extiendan los brazos frente a su pecho, sujetando y tensando suavemente los extremos de una liga, cuya resistencia puedan dominar. Mantengan su cuello erguido o alineado con el resto de la espalda.

2.-Abran sus brazos hacia los lados, estirando al máximo la liga. Hagan una pausa, de unos 3 segundos, y regresen al centro de su pecho manteniendo la tensión que tenían. Repitan éste movimiento. Según Glen González, fisioterapeuta y asesor de A Tu Salud, “este ejercicio desarrolla la flexibilidad, resistencia y balance de su espalda superior o cintura escapular, incluidos hombros, pectorales, abdominales y caderas”. Realicen de 3 a 4 series de entre 20 y 30 repeticiones cada una.

APERTURAS PECTORALES EN DIAGONAL USANDO LIGAS CON APOYO SOBRE FITBALL

María Laura García Ejercicios Sin Excusas

1.-Coloquen la totalidad de su espalda, desde su zona lumbar hasta la zona de sus escapulas, sobre una pelota suiza o Fitball, mientras flexionan sus piernas en un ángulo de 90°, aproximadamente, separándolas más allá del ancho de sus caderas. Extiendan los brazos en ángulo diagonal, sujetando y tensando los extremos de una liga, cuya resistencia puedan dominar. Coloquen uno de los puños frente a su hombro y el otro a nivel de la cadera. Mantengan su cuello erguido o alineado con el resto de su espalda.

2.-Extiendan o abran sus brazos hacia los ángulos, por fuera del nivel del hombro y la cadera, respectivamente, estirando al máximo la liga. Hagan una pausa, de unos 3 segundos; y regresen al punto de arranque del ángulo, manteniendo la tensión ya tenían en la liga. Repitan el movimiento y luego cambien al otro lado la posición de los puños. Indica González, que “este ejercicio desarrolla la flexibilidad, resistencia y de la cintura escapular; incluidos hombros, pectorales, abdominales y caderas”. Realicen de 3 a 4 series de entre 12 y 16 repeticiones por cada lado.

Lea también: Elimina la flacidez de tus brazos con fitball y mancuernas

Glen González: Fisioterapeuta. E-mail: fisiototaltraining@hotmail.com

María Laura Garcia

Comenta y se parte de nuestra comunidad