Durante años, hemos escuchado y leído sobre la importancia de mantener una actitud alegre y positiva frente a las dificultades que la vida nos presenta. El optimismo y una actitud positiva nos producen muchos beneficios como el bienestar y la felicidad.

Se conoce que las personas con una mentalidad positiva son más exitosas que otras, debido  a que ven un abanico de oportunidades de superación cuando atraviesan una dificultad, además en la mayoría de los casos logran avanzar ya que estas personas son capaces de aprender de sus errores. Todo el mundo que haya experimentado el poder de la actitud alegre y positiva conoce lo poderoso que puede ser la aplicación del pensamiento positivo y el desarrollo de una actitud y mentalidad positiva.

El sociólogo José Jacinto Muñoz, afirma que la alegría va más allá de un estado emocional, es una derivación de nuestra actitud. Asegura que los seres humanos somos el 10% de los que nos sucede y el 90% de cómo reaccionamos ante lo que nos pasa.

Según Muñoz la alegría es una consecuencia de nuestro enfoque y concentración, en la medida en que tenemos un enfoque correcto nuestro estado de ánimo será el adecuado.

Recordemos que los pensamientos generan emociones y a su vez las emociones generan conductas, si nuestro pensamiento es de esperanza, gratitud y superación entonces construiremos una conducta correcta para así accionar y crear procesos eficaces y efectivos.

La felicidad

Foto Referencial

Lea también: El optimismo protege al corazón

Pasos para encontrar la alegría 

El primer paso hacia una actitud positiva y de pensamientos optimistas es detectar tus pensamientos negativos y tu estado mental. Debes ser consciente que tienes el máximo control sobre cada uno de tus pensamientos. El pensamiento pesimista es sólo un hábito negativo que se ha desarrollado durante muchos años. Sin embargo cada hábito negativo puede ser cambiado a uno más positivo. Puedes cambiar tus hábitos negativos desarrollando una actitud positiva con la siguiente técnica:

  • Cuando te reconozcas a ti mismo pensando de manera negativa sobre próximos eventos en el futuro, tienes que asegurarte de poner fin inmediatamente a este pensamiento.
  • Valorar la situación acerca de este evento. No te dejes influir por tus miedos y ansiedades que son las que han causado los pensamientos negativos. Digamos que has detectado el siguiente pensamiento negativo.
  • Deja de preocuparte por cosas innecesarias y asuntos triviales y comienza a enfocarte ahora en las cosas que son realmente importantes para ti. Comienza tan pronto como sea posible a hacer los cambios necesarios.
  • Lo que crees en tu mente es lo que verás a tu alrededor. Aunque no puede controlar muchas situaciones o problemas en tu vida, sí podrás controlar como reaccionas ante ellas.
  • Nunca le des ninguna importancia a las opiniones de otras personas. Toma conciencia de quién eres y deja de identificarte con las opiniones de los demás sobre ti. No dejes que las opiniones de otras personas afecten lo que piensas de ti mismo. Debes creer siempre que eres poderoso y puedes lograr lo que te propongas.
La alegría

Foto Referencial

Cuando estás estresado y te siente negativo acerca de la vida, un cambio en su entorno puede cambiar su perspectiva a una positiva. Ve a otro lugar, lee un libro o simplemente da un paseo. Esto te ayudará a cambiar tu actitud hacia la situación. Acepta y ama quien eres. Evita todas las distracciones y abre los ojos y ve lo que tienes en la vida. Te darás cuenta de que tienes todo lo que necesitas para tener una vida feliz, positiva y satisfecha. Sé tú mismo recuérdatelo a ti mismo a menudo.

Lea también: ¿Dónde se encuentra la felicidad?

Comenta y se parte de nuestra comunidad