Seguramente recuerdas cuando el nadador Michael Phelps salía en cada competencia con moretones en la espalda durante su participación en las olimpiadas de Río en 2017, pues los hematomas no eran más que un método antiguo de recuperación muscular muy utilizado entre deportistas y famosos denominado cupping.

Esta técnica se denomina cupping, que deriva de ‘cup’ que en inglés significa taza, y consiste en aplicar ventosas –normalmente elaboradas con cristal o plástico– sobre el cuerpo del paciente, y hacer con ellas un efecto de vacío mediante en el que la ventosa se adhiere al cuerpo y succiona la piel y parte del músculo, abriendo los poros y estimulando la circulación sanguínea y linfática.

Cupping

Foto Referencial

Lea también: Pacientes con cáncer pueden recuperar su autoestima con estos tips

¿Cómo nació el Cupping?

Existen pruebas del uso de las ventosas con fines médicos en Mesopotamia (3.300 a.C.), en el antiguo Egipto (2.200 a.C.), e incluso en la India (1.500 a.C.). Esta práctica también se extendió a Grecia, donde Hipócrates (400 a.C.) dejó indicaciones sobre su uso, así como a los países árabes y a China.

Pero actualmente esta práctica ha saltado al mundo de celebrities globales como Kim Kardashian quien asegura que lo practica por una razón muy sencilla, funciona. El cupping facial estimula el flujo sanguíneo hacia los tejidos y ayuda al sistema linfático a reducir la inflamación, además consigue reducir las pequeñas arrugas y las finas líneas de expresión.

El facial cupping consiste en colocarse copas de diferentes tallas en diferentes áreas de la cara, con la copa se produce un vacío y la sensación de que la piel está siendo succionada. Pero esta sensación ayuda a relajar los músculos y a liberar la tensión del rostro. La piel mejora su aspecto y rápidamente luce más brillante y renovada.

Algunas celebrities que han sido fotografiadas practicando el cupping con algún moratón incluido son: Gwyneth Paltrow, Jennifer Aniston, Victoria Beckham y Lena Dunham. Quizás el fan mayor de la técnica haya sido Justin Bieber que ha publicado sus propias fotos en medio del procedimiento.

Usos y beneficios del facial Cupping

La mayoría de los expertos reconocen que esta práctica es efectiva porque la succión ayuda a relajar la musculatura de la cara, que muchas veces suele estar en tensión debido al estrés diario. Algunos defensores de esta técnica aseguran que para evitar los moretones que deja el tratamiento facial, pueden hidratar los bordes de las copas con aceite de coco o de almendras.

Por otra parte, especialistas en tratamientos cosmético creen que lo más eficaz es combinar el cupping facial con otras técnicas. La terapia con las copas se encargaría de estimular la circulación y preparar la piel para absorber los nutrientes de otras terapias.

Cupping

Foto Referencialefer

Los efectos estimulantes y antienvejecimiento del cupping face no se mantienen a largo plazo y hay que insistir en su práctica para ver resultados. Pero dado que hasta ahora tampoco se conocen efectos indeseados de esta técnica no parece que haya ningún problema en ser un poco consistente con esta rutina, y algunos de son beneficios son:

  • Suministra sangre a la piel, estimulando la oxigenación y limpiando toxinas.
  •  Al tratarse de un masaje reafirmante, moldea la figura y ayuda a eliminar la flacidez y disminuir la celulitis.
  • Retrasa el proceso de envejecimiento activando el colágeno y la elastina.
  • Aunque está indicado para todo tipo de pieles, las más beneficiadas por la ventosaterapia son las pieles estresadas, cansadas, con falta de vitalidad y arrugas.
  • Tiene un efecto lifting que viene muy bien para definir el contorno facial y evitar la papada.
  •  Reduce las ojeras, hinchazón y las patas de gallo.

El facial cupping es una buena opción si no quieres gastar mucho dinero en cremas y otros tratamientos. También es ideal pues puedes evitar cirugías innecesarias. ¿Te atreves a probarlo?

Lea también: Mascarillas faciales para cerrar los poros abiertos del rostro (+ video)

Con Informacion de www.mujerhoy.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad