Es muy posible que cuando escuches la palabra neurofeedback puedas visualizar casi de inmediato a una persona con diversos electrodos colocados en la cabeza a punto de recibir una descarga. Vale destacar que esto no tiene nada que ver, ya que el neurofeedback, es una técnica avanzada que entrena al cerebro de forma gradual para mejorar determinados problemas psicológicos como la ansiedad, estrés o insomnio.

Además permite en muchos casos potenciar el rendimiento de nuestros procesos cognitivos para desarrollar la atención, la memoria y el aprendizaje. Esta terapia cuenta con tecnología avanzada y no es invasiva, ni dolorosa tampoco se utiliza medicación alguna.

Se limita al uso de unos sensores conectados a un ordenador, mediante el uso de ingeniería sencilla que nos permite hacernos una idea a los pocos segundos de la actividad cerebral y su conectividad. Gracias a este software asombroso de análisis cerebral se pueden identificar qué áreas del cerebro presentan sobreestimulación o qué zonas no están coordinando su actividad con la sincronicidad que se espera.

Neurofeedback

Foto Referencial

Lea también: Mejora la memoria a través del método Scamper (+ video)

Origen del neurofeedback

Esta técnica se remonta a finale del año 1959 cuando los doctores Joe Kamiya (doctor en la Universidad de Chicago) y Barry Sterman (doctor en la Universidad de California), trabajaban en un proyecto para la NASA y entrenaron a numerosos astronautas con los parámetros del neurofeedback a fin de mejorar la adaptación del cerebro a la atmósfera exterior. Más adelante utilizaron este enfoque para reducir hasta en un 60% las convulsiones en pacientes con epilepsia, así como reducir la ansiedad, los trastornos obsesivos compulsivos (TOC) , las cefaleas, autismo, y los casos de dificultad de aprendizaje.

Beneficios

Respecto a su uso en la mejora del rendimiento, se ha aplicado en la preparación de deportistas de élite, artistas y en la mejora de la función cognitiva en sujetos sanos.

La Neuroterapeuta, María de los Angeles Ghersy, indica que la utilización del neurofeedback como herramienta terapéutica a través de juegos visuales y auditivos, se refuerza el estado de tranquilidad ya que el cerebro capta mejor la información cuando esta relajado, la especialista explica que este enteramiento potencia el alto rendimiento académico y mejora el enfoque en deportistas de alto rendimiento.

El neurofeedback, actúa de modo directo sobre la función cerebral específicamente en una zona del cerebro. En otras palabras, es un electroencefalograma (EEG) en tiempo real. La señal EEG se analiza digitalmente para obtener datos sobre la función cerebral entre distintas áreas, las conexiones entre ellas y el funcionamiento general del cerebro. Los aparatos de neurofeedback permiten, en base al procesamiento de estas señales eléctricas, diseñar programas de entrenamiento o tratamiento personalizados para cada individuo, reforzando determinados tipos de actividad neuronal e inhibiendo otros. Con ello se busca equilibrar las ondas cerebrales, llevando al cerebro a un estado más funcional u óptimo e incrementando el bienestar general de la persona.

Neurofeedback

Foto Referencial

Duración de tratamiento

Si bien esta técnica es potente, requiere de constancia, regularidad y un número determinado de sesiones, que puede variar entre 30, 40 o más (dependiendo de los síntomas que presente la persona, o de la severidad de los mismos y de la flexibilidad cerebral de cada individuo. Recordemos que la velocidad de respuesta y adaptación, de cada cerebro a la terapia es distinto, para que una función se modifique y para que el efecto o aprendizaje se consolide se deben realizar al menos unas 25 sesiones en casos de pacientes con ansiedad, migrañas e insomnio, 50 los casos de TOC y 80 sesiones para tratar autismo, asperger y Trastorno Generalizado del Desarrollo. Sin embargo, cada cerebro es distinto y, por lo tanto, el número de sesiones puede variar.

Por otra parte, en los casos de alto rendimiento (deportivo, académico y ejecutivo) dependerá de la flexibilidad cerebral, así como del objetivo esperado, de acuerdo a la evolución percibida tanto subjetiva como objetivamente y a través del feedback con la neuroterapeuta.

  • Antes de iniciar un tratamiento con Neurofeedback se evaluarán distintos aspectos para poder definir el protocolo de entrenamiento más adecuado:
  • Un clínico hará una entrevista para comprender y definir adecuadamente el problema o motivo de consulta.
  • Se evaluará al paciente, cuando sea necesario, con instrumentos psicométricos que permitan tener una amplia visión del problema motivo de consulta.
  • Se realizará un Mini Q (medición de distintos puntos clave del cerebro) para conocer cómo es el funcionamiento actual.

Al tener esta información el especialista diseñará el tratamiento más adecuado.

Lea también: ¿Cómo aumentar el rendimiento físico de deportistas y excursionistas?

Comenta y se parte de nuestra comunidad