Diabetes
Foto Referencial

La Organización Mundial de la Salud (OMS), decretó el 14 de noviembre como el Día Mundial contra la Diabetes, la enfermedad crónica que aunque a la fecha no tiene cura, con un buen tratamiento se puede controlar, y lo que es aún más importante con hábitos saludables se puede prevenir.

Según datos oficiales de la OMS, en todo el mundo existen al menos 350 millones de personas que padecen la enfermedad. Una alarmante cifra que no deja de aumentar; que si no se empiezan a tomar medidas que prevengan la diabetes, para el 2030 las cifras que se vaticinan serán aún más preocupantes.

¿Qué es la diabetes?

Se habla de diabetes cuando los niveles de azúcar o glucosa en la sangre alcanzan niveles muy altos generalmente a través de los alimentos que se ingieren. Esto puede ocurrir ya sea porque el páncreas no es capaz de producir suficiente insulina (hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para enviar energía), o porque dicho órgano no utiliza de forma adecuada la insulina.

Diabetes
Foto referencial

Lea también: 3 mitos y realidades sobre el uso de insulina

La glucosa en la sangre puede traer grandes consecuencias en la salud y que ocasiona severos daños a nivel de ojos, riñones, nervios, derrames cerebrales, enfermedades cardiacas e incluso amputar un miembro si es necesario.

Existen varios tipos de diabetes, pero las comunes son la tipo 1 y tipo 2:

  • Diabetes tipo 1: se caracterizada por una producción deficiente de insulina y que se trata con la administración diaria de dicha hormona. Ésta aparece en la infancia o juventud, de inicio brusco y requiere insulina desde el diagnóstico.
  • Diabetes tipo 2: es cuando el organismo utiliza la insulina de forma ineficaz. Esta última representa el 90% de los casos y se debe, mayoritariamente, al exceso de peso y a la inactividad física. Por lo general este tipo de diabetes aparece en la población adulta y ancianos, aunque en los últimos años en los niños también se está manifestando.

Albert Goday, presidente de la Associación Catalana de Diabetis, de l’Acadèmia de Ciències Mèdiques de Catalunya, explicó que “el aumento de la diabetes se ha constatado en diabetes tipo 2, en adultos o ancianos, en paralelo al aumento de la prevalencia de obesidad, sedentarismo y hábitos dietéticos inadecuados. Este amento es especialmente preocupante en áreas geográficas o poblaciones que han occidentalizado en las últimas décadas su estilo de vida”.

Insulina
Foto Referencial

Cómo prevenir y combatir la diabetes

Unos hábitos de vida saludables son clave para la prevención de esta enfermedad, porque aunque actualmente existe una amplia variedad de fármacos para combatirla, solo son complementos al estilo de vida, que es clave. Esto es más sencillo de lo que parece y puede resumirse en dos simples ideas:

Dieta equilibrada

Los diabéticos deben seguir las mismas pautas de alimentación que el resto de la población: la dieta mediterránea. Como ya sabemos, esta consiste sobre todo en el consumo de aceite de oliva, frutos secos, pescado, vegetales, frutas, legumbres, cereales y yogur.

Ejercicio físico

Con la contracción muscular provocada por el ejercicio, se favorece el consumo de glucosa de la sangre y se mejora la tensión arterial, el colesterol y la función cardiovascular.

Lea también: Metformina: más allá del control de la diabetes

Con Información de: www.lavanguardia.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad