La libido es el deseo de placer sexual. Este deseo puede verse afectado en las mujeres de muchas maneras, la más común es la disminución del mismo reflejada por el poco o ningún interés en el sexo, esto suele ocurrir con mayor prevalencia durante la pre menopausia. La disminución de la libido puede ocurrir asociada a situaciones de otro origen y esta puede retornar a la normalidad una vez que dichas situaciones se han resuelto, por lo que la disminución del deseo sexual no necesariamente implica que exista mala relación con la pareja.

Sin embargo, cuando esto representa problemas que afectan la vida de la mujer, se dice que existe un trastorno de deseo sexual hipoactivo, el cual requiere ser diagnosticado para ser debidamente manejado.

Disminución de la libido

Foto Referencial

Lea también: Intoxicación por levotiroxina en pediatria

Causas de la disminución de la libido

El origen de la disminución de la libido puede ser muy complejo, entre las causas más comunes en la etapa de pre menopausia, se encuentran:

  • El declive de la actividad hormonal en la mujer, (disminución de la testosterona y de estrógenos) puede propiciar cambios en el deseo sexual.
  • Fármacos como antihipertensivos (inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, calcio antagonista).
  • Enfermedades cardiovasculares y endocrinometabólicas: hipertensión arterial, diabetes mellitus, hipotiroidismo entre otras.
  • A medida que se avanza en edad, el envejecimiento puede hacer aun más prevalente la disminución de la libido ya que se acentúa la disminución de la acción de las hormonas mencionadas y además se añaden a esto cambios físicos a nivel genital (cierto grado de atrofia, disminución en la lubricación) que suelen ocasionar dolor al momento de la relación sexual, por lo que se asocia el acto sexual con dolor y se reprime el deseo.
  • Otras condiciones como por ejemplo las psiquiátricas, donde se incluyen depresión y ansiedad, junto con el tratamiento de estas pueden influyen y ocasionar disminución de la libido.
  • Factores socio-económicos también son causa importante de estos trastornos, ya que originan estrés emocional que no permite que surjan las respuestas adecuadas ante la estimulación sexual.

En las mujeres, específicamente en etapa pre menopáusica, el deseo sexual no suele presentarse espontáneamente sin la presencia de un estímulo siendo esta una situación normal, sin embargo se debe establecer la diferencia con el trastorno de deseo sexual hipoactivo, donde incluso con estimulación el deseo no existe o está muy disminuido.

Disminución de la libido

Foto Referencial

La disminución o ausencia de deseo sexual puede afectar la calidad de vida de las mujeres, por lo que ante cualquier síntoma, se debe buscar ayuda oportuna para así evitar  consecuencias en los entornos emocionales, interpersonales y en general, en la salud integral de la mujer.

Lea también: Cómo tratar el síndrome de intestino irritable

Dra. María Victoria Marcano Rojas

Especialista en Medicina Interna

Corporación ATIEMPO

Comenta y se parte de nuestra comunidad