Una de las actividades físicas más realizadas en todo mundo, es el yoga, y no nada más por su poder de relajación, sino que también nos ayuda a mantenernos en forma. Asimismo, nos aporta bienestar, mejorando la calidad de vida.

El yoga es una disciplina que se originó en la India, y a lo largo de los años se ha extendido por todo el mundo para llevar sus beneficios físicos y mentales. Uno de los aportes más notorios es el aumento de la fuerza. Sus diferentes posturas ayudan a tonificar la forma del cuerpo y todos los grupos musculares y articulaciones.

Yoga

Foto Referencial

Lea también: La energía vital del yoga en la vida diaria

Beneficios del yoga

La práctica frecuente del yoga ayuda a aumenta los niveles de energía gracias a que mejora el funcionamiento glandular. Es por ello que proporciona una gran sensación de calma, además de mejorar la capacidad tanto de atención como de concentración. Estudios recientes han señalado que el yoga también mejora la autoestima y auto-reconocimiento.

Los mejores ejercicios de yoga para principiantes

Si estás empezando en el mundo del yoga o quieres empezarlo estos ejercicios para principiante ayudarán mucho.

Meditación: para realizar este ejercicio hay que sentarse sobre los talones. Lo mejor es que te sientes con las piernas cruzadas y la espalda totalmente recta. Cierra los ojos y visualiza imágenes que te hagan sentir emociones positivas. La idea es sentir como la emoción activa el cuerpo tanto a nivel físico como mental. Los brazos se mantienen totalmente relajados y las palmas de las manos deben situarse hacia arriba, controlando la respiración.

Gato-vaca: una de las posturas de yoga más conocidas. Hay que colocarse a cuatro patas en el suelo, con las palmas de las manos completamente apoyadas sobre él. Luego, se eleva ligeramente la espalda, arqueándola y agachando la cabeza al mismo tiempo que se encoge el abdomen hacia dentro.

Yoga

Foto Referencial

Postura de la montaña en movimiento: para realizar este ejercicio de yoga para principiantes hay que colocarse de pie con éstos juntos, buscando la estabilidad de las piernas. Luego, hay que inhalar aire controlando la respiración y llevar la rodilla derecha hacia el pecho. Hay que ir cambiando de una pierna a la otra, movimiento las manos para que resulte más sencillo.

Estos son ejercicios sencillos que se pueden realizar en casa o el estudio de yoga. Para lograr los resultados deseados, es importante adecuar el ambiente para la relajación mental. Las velas y la música de la naturaleza pueden ser de gran ayuda para las sesiones de yoga.

Lea también: Cómo retomar las clases de yoga

Con Información de: okdiario.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad