A pesar de las buenas temperaturas de las que estamos disfrutando en estas últimas semanas, la reciente llegada del frío conlleva la aparición de los primeros resfriados de la temporada navideña.

Tos, estornudos, moqueo, dolor de garganta… son los síntomas más comunes que padecemos durante  estos días. Sin embargo es necesario aclarar que el resfriado no está provocado directamente por el frío, sino por un virus. El hecho de que nos resfriemos más durante los meses de invierno se debe principalmente a que solemos permanecer más tiempo en espacios cerrados en los que hay aglomeración de gente, lo que facilita la propagación del virus.

Para combatir el resfriado común existe la creencia  que tomar  vitamina C  o  zumos de naranja y limón, ayuda a prevenir los síntomas. Sin embargo, no existe evidencia científica para mantener viva tal idea. Es  por eso que  en el año 2012, un estudio de la Universidad de Cardiff afirmaba que “solo un ermitaño podría evitar realmente estas enfermedades”, es decir, que no existe remedio absoluto para detener y evitar caer en cama por una gripe, por  ese motivo, te ofrecemos una serie de consejos para prevenir el resfriado.

Gripe en navidad

Foto Referencial

Lea también: ¿Sabes la diferencia entre influenza y resfriado común?

Lavarse las manos con frecuencia

Sin ánimo de parecer madres, es importante recordar que la gripe se transmite por contacto directo, por lo que es vital lavarlas a menudo. Pero ojo, que no vale con mojar las manos en agua y secarlas, es necesario desinfectarlas bien con jabón al menos durante 20 segundos. Sí, puede ser pesado, pero también puede marcar la diferencia. También es importante cuidarse de no estornudar en las manos y evitar, lo máximo posible, el contacto de las manos con la cara: los ojos, la nariz y la boca son las zonas más sensibles del cuerpo para la entrada de organismos nocivos.

Mantener los pies calientes

Ese típico que se pone doble medias para evitar resfriarse o el mítico consejo de abuelas de no andar descalzo por casa, y es que el frío en los pies puede duplicar incluso las posibilidades de padecer un resfriado, algo que se comprobó tras someter a 90 estudiantes a una prueba en la que introducían los pies en un barreño de agua fría. Este estudio, sin embargo, fue matizado por los mismos científicos de la Universidad de Cardiff que también afirmaba que podía ser posible que el frío hubiera hecho aflorar los síntomas de una enfermedad que se estaba incubando en el mismo organismo pero que aún no se había manifestado.

Cuidado con los espacios cerrados

Las oficinas de trabajo, hospitales,  trasportes públicos,  aeropuertos,  centros comerciales y, en definitiva, todos los sitios que frecuentamos en Navidad son los lugares donde es más probable que nos contagiemos de gripe. A más concentración de gente, mayor es la posibilidad de contagio, por lo que a veces el frío aire fresco de la calle es mucho más saludable debido a su limpieza y baja concentración de gérmenes en comparación con los espacios abarrotados.

Gripe en navidad

Foto Referencial

Come ajo y yogur

El ajo además de  ser un condimento  es un excelente desintoxicante para nuestro organismo ya que protege nuestro sistema  de un gran número de infecciones bacterianas gracias a su composición de alicín, ajoene y tiosulfinatos. Cada vez que coges un resfriado el ajo te viene muy bien porque descongestiona y es un buen antibiótico natural para tratar problemas pulmonares. Si sufres de sinusitis o estás pasando una época con mucha tos, puedes hacer vahos o prepararte algún jarabe a base de ajo. Por su parte, el yogur crea glóbulos blancos encargados de defendernos frente a las amenazas externas de los virus.

Descansa y no te estreses

Posiblemente el  no dormir  las suficientes horas puede generar que el sistema inmunológico, se debilite. Para que este sistema inmunológico no se deprima es importante no estresarse, intentar llevar una día a día relajado, organizándonos bien las tareas sin olvidarnos de dejar tiempo para nosotros mismos. Este es, sin duda, uno de los mejores remedios para el resfriado.

Reduce el consumo de alcohol y tabaco

Ya sabemos que ambos son perjudiciales para la salud, sobre todo si no los consumimos de manera responsable. Cuando bebemos más alcohol de lo recomendado nos deshidratamos y debilitamos nuestro sistema inmunológico, mientras que cuando fumamos se inflaman las vías respiratorias y aumentamos las posibilidades de contraer un resfriado.

Aparte de estas  recomendaciones te sugerimos no automedicarte. De hecho, los antibióticos no son efectivos contra los virus y además su consumo puede resultar contraproducente, ya que pueden llegar a atacar a nuestras propias defensas. Siempre que tengas alguna duda, lo mejor es consultar con tu especialista.

Lea ¿El ajo es bueno para desaparecer el resfriado?

Con información de: dosfarma.com

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad