La fiebre es un aumento de la temperatura del cuerpo, generalmente es un signo de infección en nuestro organismo,  se considera que una persona tiene fiebre cuando la temperatura está por encima de los 38ºC, en sí misma  la fiebre suele ser inofensiva pero no por ello debemos dejarla pasar, debido a que puede ser un poco peligrosa en adultos con enfermedades cardíacas o pulmonares  ya que la fiebre hace que aumente la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria. Además puede empeorar el estado mental en personas con demencia.

¿Por qué se produce la fiebre?

La fiebre es la respuesta normal del cuerpo ante determinadas condiciones, la causa más frecuente de fiebre es la presencia de alguna infección, otras casusas pueden ser: catarro, gripe, otitis, bronquiolitis, infección de orina y gastroenteritis. Algunas veces, los niños pueden presentar fiebre después de haber recibido alguna vacuna y, el momento de aparición de la fiebre, depende de la vacuna administrada.

La elevación extrema de la temperatura (por lo general más de 41 °C) puede ser perjudicial. Una temperatura corporal tan alta puede causar la disfunción y, en última instancia, perjudica la función de los órganos. Dicha elevación extrema puede ser causada por una infección muy grave (como septicemia, malaria o meningitis), pero es más típica de un golpe de calor o tras el consumo de ciertas sustancias. Las sustancias que pueden causar una temperatura extremadamente alta incluyen ciertas drogas ilícitas (como cocaína, anfetaminas o fenciclidina), anestésicos, entre otros.

Fiebre

Foto Referencial

Lea también: Fiebre Chikungunya: Alerta en las américas

 Signos de alarma

Algunos características que presenta una persona con la temperatura elevada son las siguientes:

  • Dolor de cabeza, rigidez de cuello o ambos
  • Manchas planas, pequeñas, de color rojo púrpura en la piel (petequias), que indican un sangrado debajo de la piel
  • Hipotensión arterial
  • Frecuencia cardíaca rápida o respiración acelerada
  • Dificultad respiratoria
  • Temperatura mayor de 40 °C o inferior a 35 °C.

Cuándo acudir al médico

Si existe algún signo de alarma se debe ver a un médico de inmediato. En estos casos suele ser necesario realizar pruebas complementarias de forma inmediata y, a menudo, es necesario el ingreso en el hospital.

Si no existen signos de alarma se debe llamar al médico si la fiebre dura más de 24 a 48 horas. Dependiendo de la edad de la persona, la presencia de otros síntomas y enfermedades conocidas, el médico puede querer valorarla en la consulta o recomendarle un tratamiento en su casa.

Es por ello que te presentamos dos remedios naturales  muy sencillos que te ayudarán a reducir la fiebre. ¡Toma nota!

Infusión de limón y miel

Ingredientes

  • 25 gr. de hojas frescas de salvia.
  • 1 cucharada de miel
  • 3 cucharadas de jugo de limón
  • 1 taza de agua
Fiebre

Foto Referencial

Preparación

Coloque  la taza de agua en el fuego hasta que hierva, agregue el resto de los ingredientes, deje reposar por diez minutos, cuele y consuma de inmediato

Cebolla para bajar la fiebre

Para  este remedio necesitarás lo siguiente

Ingredientes

  • 1 cebolla grande
  • 1 taza de vinagre
Fiebre

Foto Referencial

Preparación

Corte las cebollas en rodajas, y póngalas en un recipiente donde queden totalmente cubiertas por el vinagre y deje reposar por 15 minutos. Transcurrido este tiempo, coloque las rebanadas en la planta del pie y sujételas con vendas o medias.

Lea también: Infusión contra los gases intestinales (+video)

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad