¿Has oído hablar sobre las infecciones urinarias asociadas a la bacteria Escherichia coli (E. Coli)?

Esta bacteria causa entre el 80 – 95% de las Infecciones del Tracto urinario.

Las opciones terapéuticas para tratar esta infección, se han reducido progresivamente por la presencia cada vez más frecuente de Betalactamasas de Espectro Extendido (BLEE), las cuales son enzimas mediadas por plásmidos, con la capacidad de hidrolizar algunos antibióticos como las penicilinas, cefalosporinas y aztreonam haciéndolos inefectivos. Adicionalmente pueden exhibir resistencia cruzada frente a otros antibióticos de uso común, como los aminoglucósidos y  las quinolonas, como consecuencia de la co-expresión de otros genes de resistencia.

E.coli

Foto Referencial

Lea también: Descubre por qué el uso de las corbatas en los centros hospitalarios está prohibido

¿Qué repercusión pueden tener en nuestra salud?

Estas propiedades pueden afectar significativamente  el curso y desenlace de infecciones  urinarias adquiridas en la comunidad y en el hospital.

Factores de riesgo relacionados con la emergencia de E. Coli BLEE para prevenir dicha Resistencia

Es mas frecuente en pacientes que han tenido contacto con centros de salud (hospitalizaciones recientes, residencia en hogares de cuidado diario, cirugía reciente, cateterización de vejiga), en aquellos que hayan recibido tratamiento antibiótico reciente (en particular cefalosporinas y fluoroquinolonas), pacientes con comorbilidades importantes (como diabetes, cáncer), mayores de 65 años.

Qué podemos hacer los médicos para prevenir estas infecciones

  • Evitar la prescripción indiscriminada de antibióticos.
  • Conocer la epidemiologia bacteriana de nuestro centro de trabajo.
  • Lavarse las manos entre paciente y paciente.
E.coli

Foto Referencial

La prevención es tarea de todos.

Lea también: La hepatitis, una infección viral

 Dra. Michelle Sandoval

Medicina interna – infectología

Corporación ATIEMPO

Comenta y se parte de nuestra comunidad