La Alzheimer’s Association International Conference (AAIC), en eras de encontrar los factores que desarrollan el Alzheimer, realizó una investigación en la que concluyó que el origen de la enfermedad degenerativa puede encontrarse en el hígado.

En este nuevo estudio, los científicos descubrieron la existencia de unas moléculas llamadas “plasmalogenos”. Estas moléculas son producidas por el hígado y ofrecen una especie de protección al cerebro. Es decir, cuando esas sustancias no son producidas correctamente, ocurren déficits cognitivos, tales como: demencias generales o Alzheimer.

Alzheimer

Foto Referencial

Lea también: Hablar más de un idioma puede retrasar la demencia y el alzheimer (+ video)

Sustancias del hígado podrían prevenir desarrollo de Alzheimer

Las moléculas plasmalogenos son una clase de lípidos o grasas que ayudan al correcto funcionamiento de las uniones neuronales o sinapsis.

En ese sentido, cuando las cantidades de estas moléculas son pequeñas pueden ocasionar problemas a nivel cerebral. Es por eso, que lo investigadores se interesaron en analizar si el nivel reducido de plasmalogenos puede aumentar el riesgo de Alzheimer.

No obstante, esta no es la primera investigación que relaciona al hígado con el deterioro cognitivo. Un estudio publicado en Plos One detectó que una enzima producida por el hígado es capaz de proteger al cerebro contra lesiones neurodegenerativas.

Según el informe ofrecido, cuando la enzima no se produce de forma normal en el hígado, el cerebro sufre una alteración en su metabolismo. De manera que al igual que el reciente estudio de la AAIC, se descubrió que el hígado es responsable de proteger al cerebro.

Alzheimer

Foto Referencial

Efectos indirectos que afectan al cerebro

Después de varios estudios, se descubrió que los efectos directos de la dieta sobre el hígado, también afectan al cerebro de manera indirecta.

Por lo tanto, los científicos afirman que es necesario llevar a cabo más estudios antes de conformar que el hígado sea responsable de problemas cognitivos. Mientras tanto proponen que las futuras investigaciones se centren en encontrar la causa de la enfermedad para mejorar los tratamientos.

Lea también: Quistes en el hígado: cómo tratarlos

Con Información de: sumedico.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad