A partir de cuarto y séptimo mes del nacimiento del bebé inicia el proceso de dentición, por lo que es importante para las madres tomar ciertas precauciones porque los pequeños empiezan a presentar sensaciones muy molestosas.

Es fundamental tener en cuenta que los dientes de los bebés se desarrollan desde que están dentro del útero de la mamá. No obstante, no se manifiestan hasta que transcurre un periodo de desarrollo fuera de él. Por lo general, primero surgen  los inferiores del centro, luego los superiores centrales y después los laterales, caninos y molares.

Dicho proceso se prolonga hasta los tres años, tiempo en el cual el niño tendrá un total de 20 dientes “de leche”, que permanecerán en su boca hasta los seis años aproximadamente, para  ser reemplazados por piezas dentales permanentes.

primeros dientes

Foto Referencial

Lea también: ¿Audífonos para bebés? (+ video)

¿Qué síntomas presentan los bebés?

Entre las sensaciones extrañas que manifiestan los más pequeños están:

  • Irritabilidad
  • Incomodidad general
  • Inflamación y dolor en las encías
  • Babeo constante (que incluso puede causar irritación facial)
  • Ganas de morder
  • Falta de apetito
  • Problemas para dormir
  • Fiebre ligera (sólo en algunos casos)

Para estos momentos tensos tanto para el bebé como para la mamá, te presentamos algunos remedios caseros que ayudarán durante el proceso de dentición de tu bebé. ¡Toma nota!

Toallita congelada

Puedes coger una toalla pequeña de tela (de preferencia nueva) y mójala con té de manzanilla. Métela al congelador y dásela a tu bebé cuando tenga ganas de morder algo. De esta forma no se lastimará al intentar morder un juguete, percibirá el olor de manzanilla y sentirá alivio en sus encías.

Puré de manzana frío

También puedes elegir cualquier fruta, según los gustos de tu bebé. La consistencia pastosa y temperatura fría (no tanto para evitar que se resfríe) ayudarán a disminuir la inflamación de las encías.

primeros dientes

Foto Referencial

Helados de leche

Coloca un poco de leche (materna o de fórmula) en un recipiente para hielos y colócalo en el congelador. Recuerda que debe estar muy limpio, al igual que el congelador, y evita que esté cerca de otros alimentos o recipientes -como carne congelada- para que no se contamine.

Puedes darle estos helados de leche  a tu bebé cuando notes que está irritable o sus encías se ven inflamadas. El frío ayudará a calmar la hinchazón y disminuirá las molestias.

Lea también: Esta es la razón de las patadas y movimientos del bebé en el vientre materno

Con Información de: wapa.pe

Comenta y se parte de nuestra comunidad