Seguramente desconozcas los efectos medicinales que tiene esta planta, la hamamelis es  oriunda de los bosques húmedos de Estados Unidos, pero en la actualidad, se cultiva en cualquier país, en algunos lugares se le conoce como avellano de bruja.  Los nativos americanos la usaban para curar heridas, tratar tumores o como remedio para el dolor de articulaciones. Aunque seguramente su uso más extendido para ellos era el de aliviar el dolor de las hemorroides.

El ingrediente activo del hamamelis es la tanina, un compuesto químico que tiene propiedades astringentes que  ayuda a cerrar los poros al igual que los tónicos modernos que existen para la piel. La tanina también sirve para constreñir los vasos sanguíneos y puede disminuir el sangrado de las cortadas de hojillas de afeitar y de otras heridas menores.

Las hojas y la corteza del hamamelis se integran en numerosos remedios para aliviar una gran variedad de trastornos venosos y dermatológicos, más por vía externa que por vía interna. Esta planta se puede emplear en los siguientes tratamientos.

Hamamelis

Foto Referencial

Lea también: Dile adiós a los nervios con estas plantas medicinales

Trastornos circulatorios

Las hojas de las hamamelis contienen taninos y flavonoides que ejercen una acción venotónica que ayuda a la contracción de los vasos sanguíneos, capilares y las venas y favorece el flujo de la sangre. Desinflaman y alivian la pesadez y el dolor que producen las venas infladas, por eso se recomienda en afecciones propias de las venas como hemorroides, varices, la flebitis urticaria y quemaduras.

Menopausia

Internamente, esta planta ayuda a disminuir los sofocos de la menopausia. Se recomienda también durante la menstruación porque atenúa los dolores y regula las hemorragias.

Cosmética

El agua de hamamelias se usa en productos de cosmética y para el cuidado de la piel, especialmente para el cutis. Es ideal para pieles frágiles y sensibles y reduce las bolsas de los ojos. Se recomienda su uso después de un afeitado o depilación para humectar la dermis. Se puede usar la planta del hamamelis como tónico al menos dos veces al día, una al levantarnos y la otra antes de acostarnos, de esta forma realizaremos una limpieza profunda en el rostro y al mismo tiempo ayudaremos con los problemas del acné. En caso de tener la piel grasa ayudará a eliminar el exceso de grasa en la cara evitando los brillos faciales. Otras afecciones y lesiones de la piel como las quemaduras por el sol también se pueden tratar de manera adecuada con esta planta. Por esto gran cantidad de cremas tópicas que se comercializan usan el hamamelis.

Inflamaciones bucofaríngeas.

Se recomienda hacer gárgaras con hamamelis a gargantas irritadas, gingivitis, llagas bucales, amigdalitis o anginas, faringitis.

Cómo tomar la Hamamelis

Se recomienda tomar en infusiones, añadiendo cuatro gramos de hoja seca por vaso y tomar un par de tazas diarias.

  • Masajes. Otro modo de empleo es a través de baños y masajes, especialmente si se trata de productos de cosmética, aunque también pueden empaparse unas compresas en caso de usarlas para las contusiones o quemaduras.
  • Destilado. Las hojas y las ramas de la hamamelis se destilan para producir un mejunje de agua y aceite que se emplea para detener el sangrado de cortes, rasguños y de nariz.
  • Enjuague Bucal. Los enjuagues de hamamelis alivian la inflamación de la mucosa
Hamamelis

Foto Referencial

Lea también: No te pierdas estos remedios caseros contra la insolación

Con Información de Web Consultas

Comenta y se parte de nuestra comunidad