La fibromialgia es una condición crónica compleja y heterogénea donde el principal síntoma es el dolor muscular, se presume que existe procesamiento anormal del mismo. Aunque se han implicado trastornos psiquiátricos o psicológicos en su origen, su causa es aún desconocida.

¿Cómo es el dolor en la Fibromialgia?

El dolor tiende a ser generalizado, aunque frecuentemente se puede localizar en cierta parte del cuerpo, lo más común es la región dorsal alta (espalda), nuca o miembros superiores. Las características de este tipo de dolor son variables pero suele ser de gran intensidad, lo que pudiera imposibilitar que la persona lleve a cabo sus actividades diarias. En algunos casos, dolores de leve intensidad forman parte del cuadro clínico, además se presenta en crisis, especialmente durante situaciones estresantes bien sean físicas o emocionales, lo que hace que sea tomado en cuenta como una consecuencia del estrés, restándole importancia.

Fibromialgia

Foto Referencial

Lea también: La importancia de la densidad mineral ósea

¿Qué otros síntomas existen en la Fibromialgia?

Las alteraciones del sueño son otros síntomas comunes. En ocasiones, el problema no sólo se traduce en la imposibilidad de conciliar el sueño, sino que éste se torna poco reparador a pesar de que se concilie con facilidad, esto resulta en una sensación de cansancio o fatiga al levantarse que puede ser constante a pesar de dormir toda la noche, a su vez, como consecuencia, pueden existir alteraciones del humor o ansiedad e incluso alteraciones cognitivas las cuales pueden presentarse por sí solas también como parte del cuadro clínico.

¿Cuál es el tratamiento actual?

En el tratamiento de la fibromialgia se han incluido múltiples medicamentos como analgésicos, opiáceos, antidepresivos, etc. La tendencia actual es a abandonar el uso de analgésicos comunes, enfocarse en el control del dolor y de los trastornos del sueño, además de darle más importancia a las terapias no farmacológicas, las cuales han demostrado cierto grado de beneficio, en muchas ocasiones sin necesidad de fármacos.

Fibromialgia

Foto Referencial

¿Cuáles son las terapias no farmacológicas recomendadas?

La última guía de manejo de la fibromialgia, recomienda el ejercicio físico como principal tratamiento no farmacológico, especialmente aeróbicos, de fortalecimiento muscular, y acuáticos. Algunos estudios han demostrado efecto beneficioso con el uso de hipnoterapia y aunque no se conoce el mecanismo por el cual funciona, la acupuntura también ha demostrado mejoría del dolor. Estas dos terapias funcionan mejor acompañadas de fármacos, pero actualmente pueden ser indicadas individualmente, en casos leves.

Otras formas de tratamiento como la quiropraxia y los masajes, han sido menos estudiados e incluso en ciertas ocasiones han demostrado efectos adversos o empeoramiento de los síntomas, por lo que se desaconseja su práctica.

En muchas oportunidades el diagnóstico se hace de manera tardía y con frecuencia el paciente ya ha consultado muchos otros médicos, la mayoría de las veces por lo inespecífico que resultan los síntomas. Es común para los pacientes la sensación de soledad al lidiar con una condición que las personas de su alrededor no entienden, y que pareciera no tener un causante, por lo que la terapia psicológica es a veces necesaria. Ante la presencia de los síntomas arriba descritos se debe consultar oportunamente para una evaluación que determine el tipo de tratamiento más adecuado.

Lea también: Infección por helicobacter pylori

Dra. María Marcano R.

Especialista en Medicina Interna

Corporación ATIEMPO

Comenta y se parte de nuestra comunidad