Todas hemos seguido dietas  estrictas y nos hemos sometido a extenuantes rutinas de ejercicios para quitar esos rollitos que se forman en el abdomen. Sin embargo, parece que es momento de aceptar la grasa abdominal, pues podría ser más saludable que tener un vientre plano. Es por ello que los especialistas en salud tienen la repuesta a este problema: la grasa no es tan mala como parece.

Según el Departamento de Inmunología y Reumatología de la Universidad de Alabama, esa molesta grasa tiene beneficios para nuestra salud que no habías imaginado, ya que ayuda a la producción de estrógeno, la hormona sexual que se deriva del colesterol y que tiene algunos efectos preventivos en enfermedades cerebro vasculares y del endometrio, además también regula el ciclo menstrual.

Además el estudio demuestra que  el tejido adiposo no es tan dañino como muchos piensan, sino que es un órgano absoluta y totalmente vital para el cuerpo humano.

Si bien  es cierto que tener sobrepeso es un problema de salud, la grasa corporal cumple muchas funciones para el bienestar físico de una persona y en las mujeres es recomendable tener un poco de esta, almacenada en el abdomen.

A esta capa se le conoce como omentum es una cortina de grasa cuya misión es actuar como filtro de las toxinas y las infecciones que amenazan a nuestro organismo. Además previene a los agentes infecciosos, y decide qué respuesta adoptar contra ellos. Se podría decir, por tanto, que el omentum es nuestra primera línea defensiva.

grasa abdominal

Foto Referecial

Igualmente, el omentum  tiene células blancas que sirven para proteger, además conecta a los demás órganos abdominales. Asimismo, tiene la propiedad de ayudar a la cicatrización de las heridas internas, generadas por una operación.

Lea también: La unión de dos fármacos puede frenar la metástasis convirtiéndola en grasa

Grasa para el futuro

Aunque despreciemos la grasa que  se acumula en el abdomen, trasero y muslos ésta tiene una función importante. Y es que, según Will Lassek, epidemiólogo de salud pública de la Universidad de Pittsburgh, Pennsylvania, ese tejido adiposo que las mujeres tienen no es más que un depósito que cuando nos convertimos en madres, pasará a formar parte de la lactancia materna y así permitir el desarrollo del cerebro el bebé.

Como es bien sabido, los bebés necesitan un ácido graso de nombre DHA (ácido docosahexaenoico), ubicado principalmente en esas áreas.

“Se necesita mucha grasa para crear un sistema nervioso, y las grasas en estas áreas también están enriquecidos con DHA (ácido docosahexaenoico), que es un componente particularmente importante en el cerebro humano”, explicó Lassek.

Gracias a los estudios cientificos las mujeres siempre tendrán esa grasa almacenada en el abdomen, ya que las prepara para cuando lleguen los bebés. Las mujeres necesitamos entre 10 y 12% de grasa corporal para poder mantener una vida sana. Prescindir de ella puede provocar deficiencias en el sistema inmune y problemas en el sistema reproductivo.

Cabe mencionar, que no solamente se debe pensar en un embarazo para hallarle uso a esa grasa, ya que sigue siendo un indicador sobre la salud de nuestro cuerpo. Por ejemplo: si excede los 88 cm en mujeres y 102 cm en hombres puedes estar en camino a sufrir enfermedades cardiovasculares y/o diabetes.

grasa abdominal

Foto Referencial

Eso sí, tener un alto índice de grasa corporal y altos niveles de estrógeno podría traer problemas en salud. Por ende, lo ideal es mantener la cantidad necesaria que asegure el buen funcionamiento del organismo. Así que ya sabes, es normal tener grasa abdominal y, sí, todas sufrimos por eliminarla, pero no te obsesiones con tener un abdomen súper plano, concéntrate en tener una dieta balanceada, realizar actividades físicas con moderación porque la idea es estar saludable.

Lea también: ¿Quieres eliminar grasa de las caderas?

Con información wapa.pe

Comenta y se parte de nuestra comunidad