La crisis de salud en Venezuela  se ha recrudecido durante los últimos años, especialmente en los últimos meses,  debido a la falta de medicamentos y equipos necesarios en los centros de salud públicos del país. Lucila Velutini, Miembro del Consejo Directivo de la Organización Nacional de Trasplante de Venezuela (ONTV), conversó en A Tu Salud La revista y señaló que en la nación existen al menos 17.000 personas que deben acudir a centros de diálisis para que una máquina haga el trabajo que ya no pueden hacer sus riñones.

Las unidades públicas operativas (10 en todo el país) son insuficientes y los equipos para realizar el procedimiento también escasean y los suministra únicamente el Gobierno, explicó el director de la ONTV.

Considera que la situación de los trasplantados es grave y puede  empeorar por la ausencia total de fármacos inmunosupresores, así como déficit en las máquinas para realizar la diálisis. “Actualmente se están reutilizando los filtros, es un filtro por persona  y esto no debería usarse en ningún otro paciente, lo que ha generado infecciones severas, hepatitis C  y la muerte  en varios pacientes”, comentó Velutini.

trasplantes de órganos en el país

Foto Referencial

Lea también: Conoce en qué consiste el trasplante de hígado (+ video)

Plan de emergencia 

La ONG se dedica a promover la donación y el trasplante de órganos y tejidos desde hace 20 años en beneficio de los pacientes, por lo que el miembro del Consejo Directivo manifestó su profunda preocupación ante la grave situación que se registra en el Sistema de Donación y Trasplantes del país. Según cifras de la ONTV, la lista de espera por un trasplante supera las 5.000 personas.

Entre las áreas que requieren mayor atención para trasplantes, destacan:

  • El incremento del número de personas en lista de espera para trasplante debido a la paralización de la actividad del trasplante de órganos con donante fallecido y la drástica disminución de los trasplantes con donante vivo debido a la no disponibilidad en el país de tratamiento inmunosupresor de inducción, indispensable al momento de realizar el trasplante.
  • El reporte de las condiciones de extrema precariedad, con escasez, desabastecimiento, paralización de equipos y continuas fallas de electricidad y suministro de agua de los Hospitales y centros de salud públicos sede de centros de trasplante, lo cual dificulta las actividades de donación y trasplante.
  • La acentuada escasez de los inmunosupresores y sus consecuencias sobre la sobrevida del injerto, la calidad de vida y la vida de las personas trasplantadas.
  • El desabastecimiento de los reactivos para medir niveles de inmunosupresores, dificultando el apropiado control de los pacientes en su evolución post trasplante.
  • La angustia permanente que viven las personas trasplantadas y sus familias, por la fallas en la entrega de la medicación inmunosupresora, que incluso ha resultado en lamentables pérdidas de vidas humanas a causa de complicaciones asociadas al rechazo del órgano por incumplimiento de la inmunosupresión.
trasplantes de órganos en el país

Foto Referencial

La donación de órganos es fundamental para la cura de ciertas patologías; se puede donar una vez fallecido y también en vida y, de cualquier modo, es un acto tan altruista como necesario, recordemos que un donante puede salvar hasta 7 personas.

En la actualidad la población no está concienciada con respecto a la donación en vida y encontrar un donante compatible fuera del ámbito familiar es muy complicado, por lo que se necesita un elevado grado de compatibilidad para que las células del donante sano.

Lea también: Cinco mil venezolanos a la espera de un trasplante de órgano para vivir

Comenta y se parte de nuestra comunidad