La ERGE es una enfermedad que se produce cuando el reflujo gastroesofágico (RGE) ocasiona síntomas molestos, que deterioran la calidad de vida de los pacientes,  o complicaciones. El RGE se define como el tránsito de contenido del estómago  al esófago.

¿Cuáles son los síntomas y las complicaciones de la ERGE?  

Los síntomas más frecuentes de  la ERGE son la pirosis, la regurgitación alimenticia y el dolor torácico, y entre las complicaciones destacamos la esofagitis erosiva, la estenosis esofágica, el esófago de Barrett  y la laringitis. 

La pirosis es el síntoma más típico y más frecuente de la ERGE. La pirosis es consecuencia del reflujo de jugo gástrico hacia el esófago, siendo referido por los pacientes como una sensación de ardor, quemazón o incluso de fuego  que se inicia en el epigastrio o en la “boca del estómago” y asciende por el centro del tórax, pudiendo alcanzar la garganta (faringe) y percibirse como un líquido ácido en boca.  La regurgitación es un síntoma menos frecuente, que suele asociarse a la pirosis, aunque no obligatoriamente, y que se percibe como la sensación de que el alimento asciende del estómago al esófago.

El dolor centrotorácico de aparición aguda o brusca  es otro síntoma que pueden presentar  los pacientes con ERGE, por espasmos esofágicos. Es un dolor similar al de la cardiopatía isquémica (angina de pecho). Se debe sospechar que su origen es el RGE cuando se relaciona con la ingesta y no con el esfuerzo, y cuando mejora con fármacos alcalinos o antisecretores. En ocasiones puede ser muy difícil distinguir el dolor torácico provocado por la ERGE del dolor torácico de la cardiopatía isquémica (angina o infarto de miocardio).

ERGE

Foto Referencial

Lea también: Infección por helicobacter pylori

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Lo principal a través del interrogatorio de  síntomas del paciente, desde el punto de vista paraclínico pueden realizarse estudios como: la endoscopia gástrica y la pHmetría esofágica ambulatoria de 24 horas.

¿Cuál es el tratamiento de la ERGE?

La ERGE no es una enfermedad homogénea y el tratamiento deberá individualizarse dependiendo de la presencia de esofagitis u otras complicaciones, así como de la intensidad y  presentación diaria u ocasional  de los síntomas.

Para el tratamiento de  la ERGE se dispone de las siguientes opciones: a) Medidas generales, b) Tratamiento farmacológico, c) Tratamiento quirúrgico

  • Medidas generales. Debemos recomendar siempre una serie de medidas generales, potencialmente beneficiosas, que incluyan tanto hábitos de vida saludables como hábitos dietéticos. Los pacientes deben evitar el sobrepeso, las comidas muy copiosas, el tabaco y las bebidas alcohólicas, las bebidas carbonatadas, zumos cítricos y  acostarse  en las 2-3 horas siguientes a las comidas.  Los pacientes con síntomas nocturnos se pueden beneficiar de dormir con la cabecera de la cama elevada.
  • Tratamiento farmacológico. Disponemos de dos grupos de fármacos para el tratamiento de la ERGE: Fármacos que actúan sobre la secreción gástrica ácida (alcalina y antisecretor) y fármacos procinéticos.
  • Tratamiento quirúrgico. El tratamiento quirúrgico de la ERGE, denominado cirugía antirreflujo, está indicado en algunos casos en los que fracasa el tratamiento farmacológico.
ERGE

Foto Referencial

En caso de presentar los síntomas antes descritos es recomendable visitar al médico internista y/o gastroenterólogo para diagnóstico preciso y tratamiento oportuno.

Lea también: La importancia de la densidad mineral ósea

Dra. Mariangel González Medina

Otorrinolaringólogo

Pediatra

Corporación ATIEMPO

Comenta y se parte de nuestra comunidad