¿Quién iba a pensar que los remedios caseros de nuestras abuelas serían la solución para casi cualquier malestar? Y es que nuestras abuelas han heredado un sinfín de recetas, que muchas veces nos hacen dudar, pero resulta que la naturaleza es tan sabia, que le da la razón a estas veteranas y nos ayudan a eliminar muchos malestares.

La mayoría de los remedios caseros de nuestras abuelas se encuentran en nuestra nevera o alacena, pero lo mejor es que muchos de éstos sirven hasta de antibióticos naturales ¿No lo crees? Entonces no dejes de leer este artículo.

Lea también: Mejora la artrosis con estos 5 remedios homeopáticos

Ajo

Este vegetal es el favoritos de muchos a la hora de cocinar, pero además, resulta también funciona como coantibacterial y antimicótico, tanto ingerido, como en ungüento. El ajo es uno de esos alimentos casi milagrosos, por sus propiedades antibióticas, es súper efectivo para combatir los efectos de la gripe común y es infalible para liberar el estómago de parásitos.

Remedios caseros

Foto Referencial

Áloe vera

El gel extraído del interior de la penca es bueno para curar las quemaduras, la irritación en la piel e incluso tiene poderes regenerativos ¡y cicatrizantes! Es antibiótico, antibacteriano y antimicótico. Se puede ingerir  y se puede aplicar como tópico. El ÁloeV Vera es rico en  vitamina C, E y Zinc, es excelente como antiarrugas y anticelulítico.

Remedios caseros

Foto Referencial

Canela

Los aceites vitales de la canela son ricos en agentes antibióticos y famosos por su capacidad de detener el crecimiento de microorganismos y parásitos. Tiene un gran contenido de antioxidantes, siendo un gran agente en la prevención del cáncer, es antimicótica, antibiótica y antibacteriana. Contribuye a regular la azúcar en la sangre y al buen el funcionamiento del páncreas y además le da un sabor increíble al café.

Remedios caseros

Foto Referencial

Cebolla

Al igual que el ajo, la cebolla es un alimento antibacterial, súper utilizado para tratar el resfriado común. Su ingesta contribuye al crecimiento de los órganos y a combatir las infecciones, lo mismo que su aplicación sobre la piel, eso sí, ni se te ocurra aplicártelo antes de una primera cita.

Remedios caseros

Foto Referencial

Miel

Además de contener grandes cantidades de antioxidantes y ser un endulzante saludable y apetitoso (pues se digiere mucho más rápido y no se almacena como grasa en el cuerpo), la miel tiene propiedades diuréticas, contribuye en la lucha contra la acidez estomacal y el reflujo y es una gran aliada cuando se tiene la garganta irritada. Adicionalmente, si se le coloca en una herida, quemadura o irritación de la piel, previene la contaminación de la herida mientras promueve la cicatrización.

Remedios caseros

Foto Referencial

Repollo

Este delicioso vegetal tiene propiedades antiinflamatorias y desintoxicantes. Él, el brócoli, las coles de Bruselas y coliflores son increíbles energetizantes. Su alto en vitamina C y su jugo o caldo es muy recomendado para tratar las úlceras estomacales. El Repollo también ayuda a  alivia la irritación y la hipersensibilidad de los senos cuando se está sufriendo de los trastornos premenstruales.

Remedios caseros

Foto Referencial

Lea también: ¿Sufres de mal olor en tus pies? ¡Dile adiós con remedios naturales! (+video)

Con Información: es.emedemujer.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad