Se está haciendo viral en las redes sociales las sonrisas negras ¿la causa? es cepillarse los dientes con carbón activado en polvo para blanquearlos. Según sus defensores, esta práctica funciona para lograr una sonrisa blanca perla, no sabe a nada y como es natural lo consideran seguro, pero los expertos no están de acuerdo. De hecho, el asunto es bastante… negro.

Qué es el carbón activo

El carbón activado o carbón activo es una sustancia de origen vegetal que tiene la propiedad de absorber químicos, gases, metales pesados, proteínas, desechos y toxinas, siendo un gran aliado para la desintoxicación. Los primeros registros en los que tenemos constancia de los beneficios del carbón activado y de su utilización como uso terapéutico o remedio natural se remontan a 1.550 años antes de Cristo.

Este carbón activo pertenece a una familia de absorbentes  carbonáceos cristalinos. Dependiendo de la madera de la que procedan su capacidad de abrasión y absorción varía, pero de todas ellas hay un gran mercado de productos, tanto en polvo como en cápsulas, que se venden por  100 gramos para diferentes usos.

Los que promueven la técnica de blanquear los dientes con este carbón aseguran que equilibra el pH de la boca y elimina la caries. Sin embargo, expertos en salud dental indican que no es un método recomendable para aclarar la dentadura.

Carbon activo

Foto Referencial

Lea también: Diseño de sonrisa, una frase que está en boca de todos

Como se activa el carbón

El carbón puede activarse mediante procesos térmicos o químicos. Los procesos térmicos consisten en provocar una oxidación parcial del carbón, para lograr que se formen los poros, pero evitando que se gasifique y se pierda más carbón del necesario. Esto ocurre a temperaturas que están entre los 600 y los 1100 °C, y en una atmósfera controlada (que se logra mediante la inyección de una cantidad adecuada de vapor de agua o de nitrógeno).

Macarena Soto, directora de la Clínica Odontológica Hdent en Chile, comentó “que el uso de métodos abrasivos como bicarbonato, limón, cáscara de plátano y el mismo carbón activo pueden provocar un daño permanente en la dentadura si se utilizan con regularidad, y más aún si se mezclan entre sí”, y aseguró que su efecto equivale a usar una lija en los dientes.

Por ello, el único método recomendado para aclarar las piezas dentales es el que realiza un odontólogo certificado en su consultorio, pues utilizará métodos que no desgasten la dentadura.

  Modo de uso: 

Ahora apliquemos esto al cepillado de tres minutos.

  • Moja el cepillo,
  • Introduce en el polvo
  • Empieza a cepillar.
  • Lima un rato en seco, pero como lo que sobra en la boca de cualquier mortal es saliva y además el cepillo ya ha sido mojado con agua para que el polvo se pegue, a los pocos minutos de cepillar ocurrirá lo evidente
  • El polvo se hace cuasi líquido y empieza a “escaparse” de la boca en mucha más cantidad de los que parece haberse aplicado. Esto es porque ahora es pasta, habiendo adsorbido el 90 por ciento de su propio peso en saliva. Llegado a su límite ya no retiene nada más.

Un cuerpo sano equivale a dientes sanos

No obstante, tampoco debe abusarse de esos blanqueamientos clínicos y es importante considerar que el color de los dientes en general no es el blanco, sino un tono amarillento que está determinado por la sustancia llamada dentina y por la genética de cada persona.

Carbon activo

Foto Referencial

Blanqueamiento dental

Es eficaz en la prevención de caries y matar las bacterias nocivas presentes en la caries dental y la gingivitis y como consecuencia el carbón activo es una ayuda rápida para blanquear los dientes naturalmente. USO: +Cepilla en círculos pequeños y suaves durante 2 minutos, escupir y enjuagar con cuidado muy bien.

Propiedades del carbón activo

La realidad es que todos los tratamientos de blanqueamiento caseros suelen incluir en limado o son sustancias abrasivas para el esmalte. Y en este caso, su uso no es muy distinto del clásico bicarbonato. El nivel de finura del polvo (el carbón activo), es casi el mismo del bicarbonato de sodio y su poder de limado también.

No hay confirmaciones científicas que corroboren ese supuesto efecto en enjuagues o cepillados pero, de todas formas, el pH de la saliva debería estar entre 7 a 7.4, está así de forma “natural”. Si cambia empezaríamos a ver síntomas tales como desmineralización y manchas blanquecinas en el esmalte.

Por qué no es buena idea enjuagarse la boca después de cepillarse los dientes

Enjuagarse la boca con agua y carbón activo después de haberse cepillado los dientes tampoco es recomendable: “Aunque en principio el efecto pueda parecer positivo porque eliminan la capa superficial, en realidad su uso es un grave error” afirmó Marián García, doctora en Farmacia y nutricionista. “Se utiliza como antídoto hospitalario en intoxicaciones y en base a esto le atribuyen otros muchos usos pero no hay evidencia científica de su eficacia en esos casos”.

Advertencia

En caso de intoxicaciones hospitalarias, por tanto, para una sobredosis o envenenamiento de drogas: se dan de 50 a 100 gramos de carbón activado a ingerir de golpe y se sigue con una dosis equivalente a 12.5 gramos por hora que se administra cada 2 a 4 horas hasta llegar a superar la sustancia nociva que se ha ingerido y compensar lo que se ha “arrastrado” sólo de agua y mucosas.

Carbon activo

Foto Referencial

Lea también: ¿Carbón activo para la belleza y la salud?

Fuente: www.eldiariony.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad