Si te cuesta mucho conseguir el sueño, sobre todo luego de un largo día de trabajo y estudio podrías estar sufriendo de insomnio  o la agripnia, un trastorno que consiste en la incapacidad para conciliar el sueño o permanecer dormido. En los pacientes que lo sufren, la duración y la calidad del sueño son bajas e interfiere en su vida cotidiana. Este trastorno se manifiesta con una dificultad para iniciar el sueño, para mantenerlo o mediante un despertar final adelantado.

Los síntomas de insomnio son fáciles de detectar, pues el propio paciente nota las dificultades para conciliar el sueño o bien se despierta de forma precoz. La falta de descanso se manifiesta a lo largo del día causando cansancio, debilidad y, en casos extremos, incluso lentitud a la hora de procesar información, irritabilidad, etcétera.

Algunas personas necesitan menos sueño que otras y por ello el diagnóstico de insomnio dependerá  de las necesidades individuales. Una alteración del sueño de larga duración que aparentemente no está asociada a factores de estrés ansiedad  con  fármacos.

Sueño

Foto Referencial

Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), se pueden establecer varias  causas del insomnio según su procedencia.

Lea también: ¡Horarios nocturnos y trastornos de sueño!

Causas primarias

  • Cambios fisiológicos: el envejecimiento de una persona produce cambios en el patrón del sueño y en ella pueden ocurrir  frecuentemente  la reducción de las horas y la calidad del sueño así como  un aumento de la somnolencia diurna.
  • Estilo de vida:los cambios constantes de horario, bien sea por cuestiones laborales o por los viajes Jet-Lag,  (Trastorno del sueño) síntoma que puede afectar a las personas que viajan y atraviesan varios husos horarios.
  • Fármacos: entre los medicamentos y sustancias que pueden alterar el sueño se encuentran los antihipertensivos, anticolinérgicos, Hormonas estimulantes, esteroides, antidepresivos, broncodilatadores, descongestionantes, antineoplásicos, la cafeína y la levodopa.

Causas secundarias

El insomnio en ocasiones se da a causa de una patología ya existente en el paciente o a factores de tipo ambiental como las siguientes:

  • Patologías físicas o psicológicas:algunas enfermedades o trastornos asociados con el insomnio son los siguientes.
  • Trastornos cardiovasculares insuficiencia coronaria insuficiencia ventricular izquierda y arritmias  cardiacasm
  • PorTrastornos pulmonares: enfermedad pulmonar obstructiva, crónica  EPOC,   así como el asma. 
  • Trastornos de la conducta alimentaria (TCA)
  • Anorexia nerviosa
  • Enfermedades endocrinas: disfunción tiroidea.
  • Trastornos neurológicos: cefaleas enfermedades de Parkinson
  • Factores ambientales: Las temperaturas extremas, los cambios de horarios o los viajes son factores que modifican el patrón de sueño y pueden causar insomnio.
insomnio

Foto referencial

Tratamiento para conseguir o mejorar la calidad del sueño

La higiene del sueño, controlar los estímulos que provocan insomnio y regular los horarios: debes  Evitar tomar medicamentos que puedan producir insomnio como los glucocorticoides o los diuréticos.

Tipos de insomnio 

  • Transitorio

Dura menos de tres semanas y en su origen intervienen numerosos factores que generalmente pueden ser modificados, como los ambientales y relacionados con el estilo de vida, ciertas enfermedades y los fármacos con los que se tratan. Cerca del 90 % de la población admite haber sufrido un episodio de insomnio a lo largo de su vida.

  • Crónico

Supera las tres semanas de duración. Puede ser percibido como una patología que interfiere en la actividad diaria del enfermo con graves consecuencias físicas y psíquicas.

Lea también: Insomnio y pastillas para dormir … ¡verdaderos enemigos! 

Pruebas y exámenes

Algunas de las pruebas que pueden ayudar a determinar el tipo de insomnio que tiene el paciente y a determinar cuál es el tratamiento más adecuado son las siguientes:

  • Escala de Epworth: Se trata de un test en el que el paciente indica las ocasiones en las que se queda dormido durante el día (hipersomnia diurna) cuando sufre problemas para conciliar el sueño durante la noche.
  • Polisomnografía nocturna: El paciente duerme durante una noche en un laboratorio, donde se analiza la condición del sueño, su duración, el número de despertares y otro tipo de factores. Es un examen muy poco frecuente y no recomendado, debido a la dificultad que suele presentar el paciente para dormirse en un lugar extraño.
insomnio

Foto referencial

Consejos para la prevención del insomnio

  • Evitar utilizar tu habitación como lugar de trabajo o para realizar otras actividades que no sean el dormir. Esto ayuda a asociar la cama con el sueño.
  • Acondicionar tu habitación antes de dormir para que tenga la temperatura adecuada.
  • Crear un ambiente relajado y confortable en la habitación, modulando la intensidad de la luz y evitando los ruidos.
  • Desconecta los teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos y retirarlos de tu habitación.
  • Tienes que acostarte siempre a la misma hora para que el sueño se convierta en un hábito.
  • Realizar actividades relajantes una hora antes de acostarte .
  •  Hacer  como ejercicios respiratorios
  • Date una ducha de agua tibia
  • Puedes escuchar música relajante
  • Debes evitar hacer ejercicio intenso antes de irse a dormir.
  • Evitar las cenas pesadas que pueden dificultar tu digestión y hacen que te resulte más difícil quedarte  dormido
  • Disminuye el consumo de grandes cantidades de líquidos antes de dormir para evitar que la necesidad de orinar interrumpa tu sueño.
  • Bajar las persianas de tu habitación para que el exceso de luz no te haga despertar  al amanecer.

Tratamientos Naturales 

  • No ir a la cama hasta tener sueño.
  • No ver la televisión, leer o comer en la cama.
  • Se deben evitar agentes externos que produzcan ruido y que puedan interferir en el sueño, como los teléfonos móviles o la televisión.
  • Separación mínima de una hora entre la última ingesta y acostarse.
  • Eliminar el alcohol ya que, a pesar de inducir el sueño, produce despertares precoces y reduce el tiempo total de sueño.
  • Evitar tomar medicamentos que puedan producir insomnio como los glucocorticoides o los diuréticos.
  • Reducir el consumo de cafeína y tabaco.
  • Practicar ejercicio físico regular, pero nunca antes de acostarte.
  • Mejorar las condiciones ambientales, reducir los ruidos y evitar las temperaturas extremas.

Tratamientos Medicinales  

  • Valeriana: es tranquilizante e induce al sueño.
  • Pasiflora: ayuda a mantener el sueño, por lo que se recomienda a las personas que se despiertan a lo largo de la noche.
  • Amapola de California: evita los despertares precoces.

 

té-de-manzanilla-a-tu-salud-

Foto: Alejandro Córdoba

Es importante consultar con un  farmacéutico cuál es el medicamento indicado en cada situación e informarte de otros medicamentos que se estén tomando para identificar posibles interacciones.

Otros datos

El insomnio puede curarse en la mayoría de los casos, consiguiendo que el paciente afectado por la falta de sueño vuelva a tener unos ciclos de vigilia y sueño normales.

Lea también: Apnea obstructiva de sueño ¿Qué estudios realizar?

Fuente: www.cuidateplus.marca.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad