Los alimentos con yodo son los de origen marino como por ejemplo: las sardinas  o los mejillones, pero existen otros alimentos ricos en yodo como la sal yodada, la leche y los huevos. Cabe destacar  que el contenido de este vegetal en los vegetales y en las frutas es  muy bajo.

Pocos elementos pueden llegar a conseguirse en una variedad de alimentos tan grande y al mismo tiempo resultan tan importante como es el caso de este mineral. Dicho suplemento juega un rol sumamente importante dentro de los primeros años de vida del individuo y conforme vamos creciendo se hace cada vez más importante el contar con una dieta que nos brinde la cantidad de yodo que necesitamos para el desarrollo metabólico celular.

La falta de yodo en el organismo puede causar la disminución en la producción de hormonas tiroideas y causar bocio, (Tumefacción de la glándula tiroides que origina una prominencia o un aumento de tamaño de la parte anterior e inferior del cuello)  por esto es importante incluir el yodo en la dieta, consumiendo a diario este mineral.

Foto referencial

¿Cuál es su función?

La función del yodo es regular la producción de las hormonas tiroideas por la glándula tiroides. El yodo mantienen equilibrado todos los procesos metabólicos de crecimiento y desarrollo del cerebro y del sistema nervioso desde la 15º semana de embarazo hasta los 3 años de edad, además de regular la producción de energía y el uso de la grasa acumulada.

Sin embargo algunos alimentos como la zanahoria, la coliflor, maíz, yuca y brote de bambú disminuyen la absorción del  yodo por el organismo, por esto en caso de estar padeciendo de bocio o de ingerir poco yodo, se deben evitar ingerir estos alimentos.

Igualmente  existen algunos suplementos nutricionales como la espirulina que pueden influir sobre la glándula tiroidea, por lo que siempre que se sufra de alguna enfermedad en la tiroides se debe buscar orientación de un médico o de un nutricionista antes de ingerir cualquier tipo de suplemento.

Es vital tener presente que en el caso particular de yodo, resulta muy fácil sobrepasar la dosis recomendada. Algo muy útil que debes tener en cuenta es que en niños de entre 1 y 8 años necesitan 90 microgramos, entre los 9 y 13 años deben de consumir 120 microgramos, luego de los 14 años en adelante la dosis recomendada de yodo es de 150 microgramos tanto para hombres como mujeres; en el caso de las mujeres embarazadas necesitan una dieta con 290 microgramos de yodo al día.

Lea también: Un estudio exhorta dar suplementos de yodo a todas las embarazadas

Requerimiento diario de yodo

A continuación vamos a revisar la recomendación necesaria de yodo en las diferentes fases de la vida según la edad y el requerimiento diario.

  • Hasta 1 años 90 µg/día o 15 µg/kg/día
  • 1 a 6 años 90 µg/día o 6 µg/kg/día
  • 7 a 12 años 120 µg/día o 4 µg/kg/día
  • 13 a 18 años 150µg/día o 2 µg/kg/día
  • 19 años   100 a 150 µg/día o 0,8 a 1,22 µg/kg/día
  • Embarazadas 200 a 250 µg/día
Yodo
Foto Referencial

Deficiencia de yodo

La deficiencia de yodo en el cuerpo puede causar bocio, hipertiroidismo o hipotiroidismo. La carencia del yodo puede todavía resultar en problemas cognitivos en los niños, si durante el embarazo la madre no ha consumido yodo suficiente y si el niño tampoco consume alimentos que sean ricos en yodo hasta los 3 años de edad, generando así dificultades en el aprendizaje escolar. El Cretinismo la cual es una forma de deficiencia congénita de la glándula tiroides, lo que puede  provocar un retardo en el crecimiento físico y mental. El Cretinismo surge de una deficiencia de la glándula tiroides que es la que regula las hormonas tiroideas,  y es una consecuencia grave de la carencia de yodo.

¿Y en el caso contrario? Exceso de yodo

El consumo excesivo de yodo puede causar diarrea, dolor abdominal, náuseas, vómitos, taquicardia y generar una coloración azulada en los labios y en la punta de los dedos.

Prevención ante el consumo de yodo

  • Pescados y mariscos que provienen del mar como el atún, el bacalao, las almejas o los camarones. Las algas son excelente proveedoras de yodo, de hecho consumir un gramo de algunas variedades, es importante consumir estos alimentos con moderación, puesto que podemos provocar justo el efecto contrario, producir la alteración de la tiroides o hipertiroidismo.
  • Lácteos, como la leche, el yogurt o el queso; los alimentos que incluyen cereales, como la avena o el pan de centeno; y las papas proveen generosas cantidades de este mineral.
  • Frutas y vegetales. En líneas generales, todos ellos comportan yodo, si bien es cierto que la cantidad dependerá de la riqueza en este mineral que contenga el suelo en el que se han cultivado, así como de los fertilizantes utilizados. Por tanto, no podemos averiguar cuánta cantidad de yodo y en qué proporción tienen unas espinacas o unas acelgas.
Foto referencial

Tomar suplementos

Si no te consideras un completo fanático de todos los alimentos con yodo, simplemente puedes tomar suplemento del mineral. Dentro del mercado existe una gran gama de suplementos a la venta, así que es bueno saber bien en que se distinguen cada uno, el más vendido hasta los momentos es el suplemento que se encuentra abonado por yodo transformado a nano coloidal y desintoxicado, este es eliminado rápidamente del cuerpo y asimilarlo al cien por ciento.

Te presentamos una lista de suplementos ricos en yodo

  1. Relentless Improvement: Refuerzo de Yodo
  2. Berg’s Nutritionals: Suplemento de Algas Islandés
  3. Benevolent Nourishment: Yodo Líquido

Lea también: Reconoce los beneficios del magnesio en los alimentos

Fuente: www.alimente.elconfidencial.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad