Si un niño en edad comprendida entre los 6 meses y 6 años de edad tiene fiebre y luego tiene convulsiones podría desencadenar  en un episodio que se le conoce como convulsión febril  así lo expresó el pediatra neonatologo Nicolás Cárdenas  en una entrevista para  A Tu Salud la Revista.

El doctor recomendó que si un infante es menor de 6 meses y presenta un cuadro de convulsión febril debe ser llevando inmediatamente a la sala de emergencia de algún hospital para que sea atendido y sea puesto bajo observación medica para determinar la causas que originaron la convulsión.

Igualmente el especialista agregó que las convulsiones febriles a menudo son hereditarias, y éstas ocurren en las primeras 24 horas de un episodio de fiebre. Es posible que no se presenten cuando la temperatura está más alta. Por lo general, estás pueden ser causadas por un resfriado  o enfermedad viral, lo que puede detonar una convulsión febril.

Cárdenas exhortó a los padres y representantes que tengan a su cargo un infante, y que éste presente una temperatura de 100.4°F (38°C) a estar alerta a la situación, sobre todo si existen antecedentes de convulsiones febriles en la familia del paciente.

Lea también: Remedios caseros para bajar la fiebre (+ video)

fiebre

Foto referencial

¿Después de la convulsión febril qué…?

La mayoría de las veces, las convulsiones febriles no causan ningún tipo  de daño.  Por lo general, el niño no debería tener un problema de salud mayor a  largo plazo.

Tipos de convulsiones febriles

Son tres los tipos de convulsiones febriles, así lo aseveró  el Dr. Cárdenas, las cuales son por infección,  problema convulsivo, y un a través de  trastorno compulsivo completo.

  • La infección, ya sea viral, por lo general, se deriva por medio de una bacteria que puede causar una meningitis o encefalitis. El infante requiere de tratamiento  y debe ser hospitalizado.
  • Problema convulsivo, la fiebre despertó esta situación y esa persona a lo mejor había convulsionado antes.
  • Un niño tiene un trastorno compulsivo completo  cuando la fiebre aumenta. Se presenta por lo general una vez y no tiene secuela posteriores.

Si la causa de la fiebre se debe a un cuadro infeccioso debe tratarse por medio de la aplicación de antibióticos esto por bajo prescripción médica.

fiebre en niños convulsiones febriles

Foto referencial

Alerta ¿Qué hacer en una convulsión febril?

El doctor enumeró los pasos que debe seguir una persona que esté a cargo de cuidar a un niño o niña que esté pasado por un episodio de fiebre, el adulto tiene que tener en cuenta estos pasos para aplicar los primeros auxilios:

  • Respirar profundo.
  • Observar que no es un escalofrió.
  • Colocarlo en sitio donde este a salvo (que no esté cerca de un sitio lleno de agua como por ejemplo una bañera, alejarlo de puntos o de toma corriente.
  • Tratar de colocar al paciente en una posición cómoda durante el evento de convulsión febril.
  • si llega a anotar que el paciente bota alguna secreción por la boca o nariz entiéndase flema o vómitos tratar que este no obstruya su respiración
  • No introducir objeto a la boca del infante.
  • Esta alerta por lo general Esta no dura más de un minuto.
  • Afloje cualquier prenda de vestir que le quede ajustada, especialmente alrededor del cuello. Si es posible, abra o retire la ropa de la cintura para arriba.
  • Estas convulsiones no requiere de tratamiento la mayoría de las veces.

Después de la convulsión, el paso más importante a seguir es identificar la causa de la fiebre y céntrese en bajarla. Consultar con su médico de confianza para que le diga que medicamentos son los más recomendados para disminuir la fiebre.

Luego de la convulsión febril

El pediatra destacó que después de la convulsión febril, el infante deberá seguir este tratamiento, para evitar que se produzcan otros episodios.

  • Anticonvulsivante
  • Se le pone oxigeno
  • Debe ser atendido por Neuropediatra
  • Se le debe hacer al paciente una Resonancia Magnética a modo de para estudiar posibles secuelas.
Fiebre

Foto referencial

Nuestro especialista finalizó alertado a los padres y representantes que estén muy atentos ante cualquier tipo de fiebre. Si un su infante está en las edades anteriormente mencionada, se debe prestar mucha atención,  ya que las convulsiones son de muy corta duración y podrían generarse en horas de la noche, sobre todo cuando el niño duerme. Por lo que insistió tenerlo siempre bajo observación y no dejarlo en ningún momento solo, y agregó que estos episodio no son frecuentes, y que de ocurrir más de una vez el pediatra  realizará estudios médico para descartar que sea un paciente epiléptico.

Para finalizar esta entrevista neonatologo invitó a todos los lectores de este espacio a una jornada de emergencia pediátrica  a efectuarse el próximo 16 de marzo de 2019 en las instalaciones del Centro Médico Docente La Trinidad, en la ciudad de Caracas, Venezuela.

Comenta y se parte de nuestra comunidad