Dormir no tiene nada de malo, ya sean 5 o 12 horas, cada  quien duerme lo que necesite. El problema viene cuando organizas toda tu vida alrededor del sueño y te pierdes todas las bonitas y gratificantes experiencias de tu día a día por dormir...  Todos tenemos derecho a dormir, pero  dormir mucho, como dormir poco, puede afectar severamente la salud.

El Doctor Neil Kline representante de la Asociación Norteamericana del Sueño manifestó que. “El sueño es una necesidad biológica básica, igual que respirar y comer; necesitamos dormir para poder vivir. Afirmar que alguien que un  adicto a dormir es como decir que alguien es adicto a respirar”.

Entonces ¿no  se puede ser adicto a dormir porque es una necesidad biológica? pero la gente puede ser adicta a la comida o al sexo, que también son necesidades biológicas, ¿no? Entonces, ¿por qué no al sueño?

Alguna vez te lo haz preguntado, sobre todo si eres una persona a la que le gusta dormir un montón. ¿Te despiertas alrededor del mediodía los fines de semana? ¿te gusta realizar siestas durante el día y luego vas a dormir a con toda tranquilidad a las 10 de la noche, o incluso antes?

La sustancia química que nos mantiene despiertos se llama adenosina (la que nos hace sentir somnolencia). Ésta actúa en nuestro cuerpo durante todo el día. Cuando te despiertas de una siesta, estás inundado de acetilcolina.

dormir

Foto referencial

Para BR Meier,  psicólogo de Los Angeles “que una persona duerma mucho no tiene porque significar que esté deprimida, pero no es normal estar cansado todo el tiempo. No es normal querer estar en la cama todo el día constantemente. Lo más habitual es que a esa persona le esté sucediendo algo”.

Meier indicó que  la gente que  tiene problemas para dormir. Toman algo tan inocuo como la dormidina, que puede interferir en tu modo de dormir y en la calidad de tu sueño, igual que las pastillas para dormir acaban creando un círculo vicioso de dependencia.

Lee También: ¡Dormir es tan vital como el agua!

Cómo saber si eres adicto al sueño 

Si eres así o conoces a alguien con alguno de estos síntomas, puede que estés frente a una persona adicta al sueño.

  • Desde que te levantas piensas en la siesta

Si lo primero que piensas al abrir los ojos, incluso antes de salir de la cama, es en la siesta que te vas a echar después de comer, puede que seas adicto al sueño.

dormir

Foto Referencial

  • Eres peor que un niño si te saltas la siesta

Lo peor que puede pasar en tu día es que no puedas echarte un  descanso, el único momento en que eres feliz entre el despertar y volver a dormir por la noche.

siempre estás cansada

Foto referencial

  • Despertar no es lo tuyo

Si te pones de mal humor con tu perro, pareja, despertador o celular  cuando te despiertan, mejor que pongas tierra de por medio. Cuando piensas que aquel que se atreva a interrumpir tu sueño es tu peor enemigo y es el culpable de todos tus  males.

¿¡Qué estamos en Guerra!?

Ya puede estallar la tercera guerra mundial que tú no te enterarás hasta que las tropas de asalta te saquen de tu cama.

  • Con una alarma no basta

Si te tienes que levantar a las 8:00 a-m., probablemente tengas alarmas puestas desde las 6:30 a.m., y a cada 5, 10 o 15 minutos. Tu capacidad de ignorarlas supera cualquier límite estudiado.

  • ¿Qué has hecho este fin de semana?

Si la respuesta a esta pregunta, cada lunes en la oficina, es la misma, “dormir“. Tienes un problema.

  • Puedes dormir en cualquier lugar

No importa el ruido, sea en de un carro, un  barco o avión, con ruido o en total silencio. Eres capaz de dormirte en cualquier sitio y a cualquier hora.

Foto referencial

  • El sueño es lo más importante

Más importante que el trabajo, más importante que tu vida sentimental o familiar. Dormir, es lo primero.

Peligros de dormir en exceso

  • Depresión

Cuando estás deprimido, solo te provoca meterte en la cama a llorar tus penas e intentar dormir un poco, pero dormir de más también te puede llevar  a un estado de depresión permanente muy difícil de superar. Cuidado con esto y consulte a un experto.

depresión desesperanza

Foto referencial

  • Dolor e inflamación

Mantener la misma postura no es bueno, ni en el trabajo ni en la cama. Los expertos aseguran que todo aquel que duerme más de lo que debería, tiene muchos más problemas de circulación y dolor.

Peritonitis: Más allá de la inflamación

Foto referencial

  • Aumenta el riesgo de padecer enfermedades

Tales como  la obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas y cáncer están directamente relacionados con dormir demás.

  • Incrementa la mortalidad

No solo te pasas la vida durmiendo, si no que se ha demostrado que aquellos que duermen más de la cuenta, tienen la vida más corta que los que duermen solo lo necesario.

  • Deterioro cognitivo

Tanto la privación de sueño como el dormir por exceso producen un deterioro de las funciones básicas del cerebro.

Lea también: ¿Dormir la siesta tiene consecuencias negativas?

Comenta y se parte de nuestra comunidad