Cáncer
Foto Referencial

No es una condena poseer predisposición genética a enfermedades letales, se pueden evitar  con un estilo de vida que favorezca la alimentación adecuada y la actitud positiva.

Sobre el cáncer y la medicina antienvejecimiento

La especialista en medicina antienvejecimiento la Dra. Margarita Botero, explicó que «todos tienen células cancerígenas en el cuerpo, pero no todos desarrollan la enfermedad».

El cáncer es definido como un proceso acelerado de crecimiento celular inapropiado, incontrolable y caótico en el orden biológico, en su aparición hay un componente «biológico y psicológico muy importante, pero también social y familiar», indicó.

Pero hay una buena noticia desde la perspectiva de la medicina antienvejecimiento que puede reforzar los tratamientos para combatir la enfermedad. «Lo primero es hacer ajustes necesarios en nuestra alimentación, volviendo al consumo de frutas, verduras y granos favorecedores de la salud.  El hecho de traer genes de cáncer o de diabetes no significa que estemos condenados», aseguró la Dra. Botero, y mencionó que el determinismo genético es modificable desde el medio ambiente y el estilo de vida.

Cáncer
Foto Referencial

Lea también: Tiroides bajo estrés: La glándula responsable de los cambios físicos y anímicos

Envejecer no es un problema

No es una causa en la aparición del cáncer. Lo que sí aseguró la Dra. Botero es que el trato que se le dé al cuerpo podría determinar la presencia o ausencia de la enfermedad. Las transformaciones en el organismo ocurren a diario, y en segundos. “Es normal que las células vayan muriendo y aparezcan nuevas”. Pero esto es imperceptible, sin embargo hay que estar atento porque durante esas transformaciones pueden presentarse células defectuosas.

El cuerpo humano toma lo beneficioso y necesario de lo que consume y lo que no le sirve lo desecha; eso incluye a las células cancerosas. Botero adviertió, que al envejecer, la capacidad de respuesta para filtrar lo que se consume va perdiéndose y pueden colarse algunas células incompatibles con la vida, produciéndose una rebelión que deriva en cáncer.

Cáncer
Foto Referencial

El organismo se agota con el paso del tiempo, entonces lo recomendable es prepararlo con un estilo de vida saludable (físico, espiritual y mental), a fin de amurallarse ante la posible penetración de elementos deficientes.

Seamos casi vegetarianos

La Dra. Botero argumentó que la nutrición, cuando es de calidad, se convierte en medicina anticáncer. Ésta se supedita con una dieta diseñada sobre el equilibrio de los tres grupos de alimentos básicos (carbohidratos, proteínas y grasas).

La opción vegetariana es ideal, pero de acuerdo con su opinión, se debe incluir el consumo de pescado. «Comer frutas, verduras, granos, semillas y pescado es una barrera para evitar cualquier enfermedad», indicó.

Es por eso que valora dietas que incluyan ajo, apio, espinacas, espárragos, remolacha, berenjena, coliflor, rábanos, cebollas y tomates rojos, pues son antioxidantes que contrarrestan la acción negativa de los radicales libres, producidos casi siempre por alimentos chatarras y estilos de vida desordenados. Dentro del protocolo nutricional anticáncer, es importante la ingesta diaria de dos ensaladas verdes, y de cuatro o cinco porciones de frutas (no más). Igualmente la inclusión de aceite de oliva, vinagre balsámico y aguacate.

Cáncer
Foto Referencial

Una mesa saludable también debe incluir las lentejas, los garbanzos, las caraotas, los frijoles y carbohidratos como un plato de espagueti, arepa, yuca y pan integral. Asimismo un pequeño postre que inyecte energía.

Prevenir es mejor…

Botero sostiene que «el cáncer es la consecuencia final del envejecimiento celular y de un problema celular metabólico».  Por eso, en su paradigma de atención, prefiere no esperar a que aparezca la enfermedad, sino prevenirla.

«Esto se logra cambiando el estilo de vida. ¿Cómo? Practicando ejercicios físicos, asumiendo actitudes mentales y emocionales positivas frente al estrés, y exponiéndose a un ambiente familiar y laboral lo más armónicos posibles. Recordando siempre la alimentación sana, porque con ella se le quita a la célula lo que le sobra, y se le da lo que le hace falta». 

Cáncer
Foto Referencial

Botero aseveró que es imperativo evitar el azúcar refinado, cambiar la leche por el yogur o la leche de soya. Igualmente, aconsejó consumir aceite de oliva y evitar las carnes rojas y las frituras. «Por supuesto, si la persona tiene predisposición genética, entonces debe acentuar las recomendaciones». Concluyó la especialista Botero.

Lea también: Ozonoterapia: técnica curativa a base Ozono

Dra. Margarita Botero

Especialista en obesidad y medicina antienvejecimiento

Instagram: @drabotero

@energiavitalactiva

Centro Médico Antienvejecimiento
Comenta y se parte de nuestra comunidad