Foto referencial

La anorexia consiste en un trastorno de la conducta alimentaria  que supone una pérdida de peso provocada por el propio enfermo y lleva a un estado de inanición. Se caracteriza por el temor a aumentar de peso, y por una percepción distorsionada y delirante del propio cuerpo que hace que el enfermo o enferma  se vea gordo aun cuando su peso se encuentra por debajo de lo recomendado. Por ello inicia una disminución progresiva del peso.

Normalmente comienza con la eliminación de los carbohidratos, ya que existe la falsa creencia de que engordan. Luego, rechaza las grasas, las proteínas e incluso los líquidos, llevando a casos de deshidratación extrema. A estas medidas drásticas se le pueden sumar otras conductas asociadas como la utilización de diuréticos, laxantes, purgas, vómitos provocados o exceso de ejercicio físico.

Una persona afectada puede perder desde un 15 a un 50 por ciento, en los casos más críticos, de su peso corporal.

Esta enfermedad suele asociarse con alteraciones psicológicas graves que provocan cambios de comportamiento, de la conducta emocional y una estigmatización del cuerpo. Todo esto tiene consecuencias graves en la relación del enfermo con su entorno.

Es importante distinguir la anorexia de otros trastornos alimentarios muy frecuentes aunque más leves. El 80 por ciento de los jóvenes pasan por etapas en las que empeora su relación con los alimentos y los evitan, lo que no indica en ningún momento que estén desarrollando la enfermedad.

Lea tambien: Bulimia

Foro Referencial

En qué momento puede iniciar este proceso

La edad de inicio de la anorexia se sitúa en  la  adolescencia, en torno a los 12 años, si bien la población más afectada se encuentra entre los 14 y 18. Es más frecuente en las clases sociales media y media-alta.

En un 95 por ciento de los casos la anorexia afecta a mujeres jóvenes, aunque en los últimos años se ha producido un aumento en hombres, en mujeres adultas y en niños. Los hombres tienen más posibilidades de ocultar el trastorno ya que no están sometidos a un juicio social tan fuerte. Esto favorece que el tratamiento sea más difícil, pues la enfermedad se diagnostica cuando ya se encuentra en un estado muy avanzado.

¿En dónde están  los anoréxicos?

  • La mayoría de los casos están  en los  gimnastas, las bailarinas o las modelos.

Anorexia Nerviosa

Se pueden distinguir dos subtipos:

  • Restrictivo: La reducción de peso se consigue mediante dietas o ejercicio físico intenso y el enfermo no recurre a sobreingestas, atracones o purgas.
  • Bulímico: El enfermo recurre a las purgas aunque haya ingerido una pequeña cantidad de alimento.
Foto Referencial

¿Cuál es su origen?

Hasta el momento no se ha determinado una causa biológica clara sobre el origen de la anorexia. Aunque hay muchos factores socioculturales que pueden desencadenarla, es probable que una parte de la población tenga una mayor predisposición física a sufrir este trastorno, independientemente de la presión que pueda ejercer el entorno. Por ello existen de factores generales que se asocian a un factor desencadenante o cierta vulnerabilidad biológica, que es lo que precipita el desarrollo de la enfermedad.

Sin embargo, aún no se han podido identificar los desencadenantes de la vulnerabilidad. Se habla de un gen que puede predisponer a padecer anorexia, pero no hay estudios concluyentes al respecto. Sí se sabe que muchas madres de jóvenes anoréxicas también han sufrido en el pasado trastornos en la conducta alimentaria.

Hasta el momento se había señalado especialmente a la moda, la belleza y al culto al cuerpo como principales causantes de la enfermedad, pero hoy se sabe que en su aparición también intervienen otros factores. El origen de la anorexia se encuentra, en definitiva, en una combinación de factores biológicos (cambios físicos), psicológicos y sociales. De esta manera se pueden distinguir dos tipos de factores: desencadenantes y generales.

Algunos síntomas de la anorexia

Los síntomas que caracterizan a los diferentes tipos de anorexia nerviosa (independientemente de cuál se presente en cada caso) son los siguientes:

  • Índice de Masa Corporal significativamente por debajo de la media para la edad y sexo de la persona.
  • Bradicardia (caída de la frecuencia cardíaca).
  • Obsesión por el recuento de calorías de lo que se consume.
  • Sensación de cansancio.
  • Piel anormalmente seca (xerosis).
  • Hipotensión.
  • Además, en casos muy graves y avanzados puede provocar:Amenorrea (desaparición de la menstruación).
  • Desnutrición.
Foto Referencial

Tratamientos

En primer lugar se intenta conseguir un rápido aumento de peso y la recuperación de los hábitos alimenticios, ya que pueden implicar un mayor riesgo de muerte. Pero una recuperación total del peso corporal no es sinónimo de curación. La anorexia es una enfermedad psiquiátrica y debe tratarse como tal. El tratamiento debe basarse en tres aspectos:

  • Detección precoz de la enfermedad: conocimiento de los síntomas por parte de los médicos de atención primaria y de los protocolos que fijan los criterios que el médico debe observar.
  • Coordinación entre los servicios sanitarios implicados: psiquiatría, endocrinología y pediatría.
  • Seguimiento ambulatorio una vez que el paciente ha sido dado de alta, con visitas regulares.
  • El tratamiento debe ser individualizado porque los factores que influyen en cada paciente son distintos y en algunos prevalece la denominada ‘adición al hambre’: el propio cuerpo, acostumbrado a la inanición, les pide seguir ayunando. En ocasiones es recomendable el aislamiento del entorno familiar.

Lea también: Drunkorexia y Diabulimia: Trastornos alimenticios que afectan nuestra salud

Fuente: www.cuidateplus.marca.co

Comenta y se parte de nuestra comunidad