El vino tinto es una bebida obtenida de la uva, mediante la fermentación alcohólica de su mosto o zumo. La fermentación se produce por la acción metabólica de levaduras, que transforman los azúcares del fruto en etanol y el gas en forma de dióxido de carbono.

Te contamos que desde hace ya un buen tiempo el concepto de esta bebida no solo está relacionada con el tema de la uva, el alcohol o algún encuentro social para brindar o celebrar algo especial, sino que  cada día la ingesta del Vino está relacionada con los beneficios que conlleva su consumo moderado, aquí te contamos cuáles son estos.

Lea también: Conoce algunos de los beneficios de la uva

A continuación te presentamos varios 15 beneficios, que puedes obtener si empiezas a tomar Vino,  sobre todo si lo haces de manera moderada y sin excesos, así que atrévete a disfrutar de esta extraordinaria bebida sin arrepentimiento.

Retarda el envejecimiento

La Escuela Médica de Harvard,  aseveró que la uva tiene un compuesto llamado resveratrol que retrasa el envejecimiento, siempre con un consumo moderado y parece ser que es una de las causas de longevidad en zonas con alto consumo de vino tinto, como el suroeste de Francia o Cerdeña.

Es un aliado para bajar peso

El vino tinto activa un gen que impide la formación de nuevas células de grasa y además nos permite estimular las existentes para depurarlas e ir eliminándolas poco a poco. Para ver reflejado este efecto en tu silueta, recuerda que no debes beber más de una copa al día y obviamente, los resultados serán más visibles si lo acompañamos con una dieta equilibrada.

Foto referencial

Potenciador para tu cerebro

Son muchos los estudios que demuestran que beber vino tinto de forma moderada pero constante, hace que podamos prevenir demencias y enfermedades degenerativas de tu cerebro.

Trata las infecciones de las encías

Si eres de esas personas a las que les sangran las encías, no lo dudes y acompaña tus comidas con un vasito de vino tinto. Existen compuestos presentes en las uvas que, al ser fermentados en vino, tienen la virtud de evitar la aparición de los estreptococos y bacterias vinculadas a la caries además de ser muy eficaz contra la gingivitis.

Protege contra las quemaduras solares graves

Según científicos de la Universidad de Barcelona, los flavonoides, que se encuentran en las uvas y el vino, ayudan a reducir los efectos perjudiciales de los rayos ultravioleta en la piel.

Combate el cansancio

La investigación apareció en The Faseb Journal y nos dice que es precisamente el propio resveratrol presente en las uvas, el que mejora nuestra situación en esos días que estamos más apáticos o cansados.

Aumenta nuestras endorfinas

Según estudio llevado a cabo en la Universidad de California, al disfrutar de ese vino rico y sano, liberamos endorfinas en nuestro organismo, relajándonos y disfrutando más del momento.

Foto referencial

Limpia nuestro paladar

Curioso pero cierto, tomar vino mientras comemos hace que, gracias a sus propiedades astringentes, el sabor de las comidas se perciba de modo más intenso. Reduce el sabor de las grasas y nos da una sensación gratificante al limpiar nuestra boca.

Bueno para reducir el colesterol

El vino tinto es un tesoro natural rico en polifenoles, siendo uno de ellos el citado resveratrol, sustancia química rica en antioxidantes.

Reduce el riesgo de depresión

Según un estudio realizado por un equipo de varias Universidades Españolas con más de 5.500 hombres y mujeres de entre 55 y 80 años y sus hábitos de consumo, encontraron que los que tomaban entre dos y siete copas de vino a la semana, eran menos propensos a ser diagnosticados de depresión.

Excelente para nuestra salud cardíaca

Además de los polifenoles mencionados con anterioridad, el vino tinto es rico en vitamina E que ayuda a limpiar nuestra sangre y los vasos sanguíneos, protegiendo nuestra salud cardiovascular.

Foto referencial

Reduce el riesgo de cáncer

Como gran antioxidante que es, constituye un recurso natural capaz de bloquear el crecimiento de las células responsables del cáncer de mama o pulmón.

Previene las enfermedades que causan ceguera

Científicos de la Escuela Universitaria de Medicina de Washington, descubrieron que el vino puede detener el proceso denominado angiogénesis (apertura de nuevos vasos sanguíneos en el área ocular) lo cual lleva al desarrollo de ceguera.

foto referencial

Aumenta los niveles de ácidos grasos Omega3

Según estudio realizado por investigadores de varios países europeos con adultos y sus hábitos alimenticios, los bebedores moderados de vino tinto, tenían niveles mayores en sangre de ácidos grasos Omega3.

Combate las infecciones urinarias

Gracias a sus propiedades antioxidantes y astringentes, logra evitar que las bacterias se adhieran a nuestra vejiga o riñones y optimiza además, el filtrado y depuración de estos órganos.

Lea también: ¿Se puede combatir la obesidad con vino?

Fuente: www.encopadebalon.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad