El 8 de marzo se celebra el día de la mujer, y es una excelente oportunidad para resaltar la importancia del cuidado de su salud, reconociendo que representa el pilar de la mayoría de los hogares.

Los médicos ginecólogos, quienes nos encargamos de evaluar y tratar las partes más íntimas de la mujer, tenemos la oportunidad de conocer miles de historias cotidianas de la vida femenina y cada vez más nos confirman que vivimos en un país de mujeres valientes y luchadoras.

Historias de mujeres venezolanas

El día a día de la mujer fomenta en ocasiones un clima no favorable de situaciones de estrés que puede condicionar la aparición de enfermedades.

Historias de mujeres luchando por embarazarse, de aquellas que deben seguir solas con un embarazo; otras que tienen que enfrentar una separación o divorcio; aquella mujer emprendedora con un remolino de ideas y proyectos, con dos trabajos incluso, que además debe atender el hogar, los hijos, verse bella, cumplir con todas sus responsabilidades aunque esté enferma y sin embargo cada día es más luchadora; algunas cuentan con una pareja, otras decidieron que su felicidad no depende de esto.

Salud ginecológica de la mujer

Foto Referencial

Otras historias de madres que deciden emigrar solo para ayudar a su familia. Adolescentes que asumen las riendas de su sexualidad con un control admirable de su anticoncepción porque quieren lograr otras metas antes de salir embarazada. Y las historias de abuelas que siguen siendo el soporte de un hogar, ahora solas por la partida de los hijos a otras fronteras. Son solo algunas de tantas historias admirables.

Lea también: Cómo alimentarse para combatir el Síndrome de Ovarios Poliquísticos

¿Y los efectos psicosomáticos que viven estas pacientes?

Definitivamente el estrés puede ser causante de muchas  patologías que pueden afectar todos los ámbitos de la salud y en especial el área ginecológica.

Entre ellas tenemos la cefalea, el síndrome premenstrual, la infertilidad, la aparición o reaparición de enfermedades como el herpes genital o el virus de papiloma; enfermedades de la piel como la psoriasis o dermatitis crónica. Los trastornos digestivos como las gastritis y el colon irritable, la hipertensión y las alteraciones en el metabolismo de la glucosa también tienen que ver con el estrés, así como los trastornos depresivos, los ataques de pánico y la ansiedad. Y no olvidemos que cada vez más los estudios demuestran la influencia de las emociones es patologías como el cáncer y las enfermedades inmunológicas.

Salud ginecológica de la mujer

Foto Referencial

¿Cómo cuidar la salud de la mujer en cada etapa de la vida?

Comenzando por la adolescente, cuando generalmente la mujer inicia la actividad sexual, es importante orientar a las jóvenes acerca de la responsabilidades y riesgos que representa el inicio temprano de la vida sexual, las ventajas de esperar la madurez adecuada para comenzarla; y  recordar que, en el caso que la adolescente inicie la sexualidad, es preferible una actitud responsable al desconocimiento y negación de una realidad que trae como consecuencia embarazos no deseados y la posibilidad de adquirir infecciones de transmisión sexual. Hablar con los hijos sobre este tema y acudir con la adolescente a su primera consulta ginecológica, es un paso importante en la prevención.

Salud ginecológica de la mujer

Foto Referencial

La salud ginecológica de la mujer adulta

En esta etapa ya debemos establecer como pauta el control ginecológico anual, donde el médico realizará la prueba de Papanicolaou o citología, punto clave en la prevención del cáncer de cuello uterino, patología que aún sigue ocupando uno de los primeros lugares en la lista de muertes por cáncer en nuestro país, a pesar de contar con  métodos de prevención temprana. En este control ginecológico también se realiza el examen mamario y la evaluación ecosonográfica de la pelvis, y de esta forma realizamos detección temprana  de enfermedades en la mama, útero y ovarios. En pacientes mayores de 35 años se solicita la evaluación mamográfica, método principal en el despistaje de cáncer de mama.

Salud ginecológica de la mujer

Foto Referencial

La tercera juventud o también llamada  Menopausia

Nuestra paciente menopáusica debe seguir el control ginecológico anual, y se agregan ciertas evaluaciones como la cardiovascular, recordando que muchas pacientes presentan hipertensión silenciosa y este tipo de enfermedad trae consecuencias graves para órganos como el corazón, riñones y cerebro que pueden prevenirse con el diagnóstico temprano y pasan a ocupar los primeros lugares de causas de muerte en las mujeres a esta edad, como los infartos y los accidentes cerebrovasculares.

Salud ginecológica de la mujer

Foto Referencial

Es importante también la evaluación por gastroenterología, especialmente si hay antecedentes de cáncer de colon, otro de los tipos de cáncer más frecuentes y responsable de altas cifras de mortalidad en Venezuela.

Frecuentemente estas pacientes también ameritan evaluación endocrinológica por la aparición de trastornos tiroideos y alteraciones en el metabolismo del azúcar como la diabetes. También es importante el despistaje de osteoporosis, tomando en cuenta que esta patología representa un riesgo importante de fracturas de cadera, que a su vez eleva la morbimortalidad de la tercera edad.

En este día de la mujer quiero recordarles la importancia de cuidar nuestro cuerpo, y de esta forma estamos cuidando nuestro hogar.

Lea también: Tips para cuidar tu piel y cabello durante el embarazo

Por. Dra. Peggi Piñango

Comenta y se parte de nuestra comunidad