Sobre la soledad se han dicho tantas cosas negativas en la vida que no es de extrañar que exista una gran predisposición a ella. Por eso te puede resultar muy común asociarla con problemas e incluso puede ser sinónimo de fracaso.

Sin embargo la soledad es uno de los problemas más comunes de los países del primer mundo, y  no se puede negar que el número de adultos mayores que expresa sentirse solos es cada vez mayor. Se trata de un fenómeno social.

No obstante, debemos ser conscientes de que siempre se le puede encontrar el lado positivo a las cosas especialmente a la soledad buscada o la no deseada.

Lea también: La soledad produce sensación de frío

Foto referencial

Existen  personas que buscan la soledad para entrar en contacto consigos mismos y lograr equilibrarse. En otras palabras, separarse de los demás por un tiempo determinado permite recuperar la perspectiva de las cosas y reponer energías; asimismo, ayuda a ordenar las ideas con mayor facilidad.

El hecho de que una persona decida renunciar, por voluntad propia a la compañía de las demás personas por un momento no quiere decir que sea asocial o que no sepa relacionarse. Al contrario, significa que es una persona que le importa la calidad de sus interacciones así como también cuidar de su propio espacio personal. Los expertos señalan que esta es una conducta muy positiva.

Eso sí, hay que tener en cuenta que todo en  exceso resulta contraproducente, y que lo ideal es que seamos capaces de manejar nuestra vida entre los momentos justos y necesarios de soledad, como también ser capaces de relacionarnos adecuadamente con las personas de nuestro entorno.

La soledad

Foto referencial

¿Qué beneficios puede aportarnos la soledad?

Vamos a revisar y  precisar las ventajas de la soledad en los distintos aspectos de la vida cotidiana.

Regula tu energía

Estar constantemente en situaciones sociales puede resultar bastante agotador para tu mente y tu cuerpo. Los momentos de soledad te  resultarán más útiles para dale a tu organismo un descanso necesario.

Nos ayuda a la reflexión

Los momentos de soledad te  dan la oportunidad de conectarte con tus pensamientos de una manera más íntima. Es decir, si aprovechas tu privacidad para hacer un ejercicio de reconocimiento personal será capaz de entender por qué algunas situaciones te hacen sentir ciertas emociones.

Refuerza la empatía

Por contradictorio que pueda parecer el tener momentos de soledad te puede hacer  una persona más empática. Cuando pasamos ratos a solas nos conectamos mejor con nuestros sentimientos y aprendemos a valorarlos más.

Goce personal

La soledad no es sinónimo de aburrimiento, por el contrario, en ella podemos disfrutar realizando actividades que son de nuestro agrado y que no necesariamente tienen que gustarle a nuestro grupo social.

Por ejemplo, si te gusta ver películas de un género que no es el favorito de tus amigos, puedes tomarte un fin de semana libre para ti y disfrutar de una maratón de estas películas.

Mejora el rendimiento personal

Cuando buscamos aumentar nuestra productividad y eficiencia, la soledad puede resultar una gran aliada. Las personas que pasan la mayor parte del tiempo rodeadas de otras personas por lo general disponen de poco tiempo para realizar sus tareas personales.

Evita los apegos emocionales

Cuando aprendernos a disfrutar de nuestros momentos a solas, sin la ansiedad que representa tener la aprobación social de los demás, estamos disminuyendo las probabilidades de apegarnos emocionalmente a alguna otra persona, así se puede evitar dependencia.

Nos hace personas más autónomas

Cuando estar en soledad no representa ningún problema para nosotros, podemos llegar a ser más determinantes por nuestra propia cuenta. Esto se traduce en un buen nivel de independencia personal.

Nos ayuda establecer mejores vínculos sociales

Por contradictorio que pueda parecer, la soledad te resultará eficaz en el momento de establecer relaciones sociales de calidad con tus semejantes. Los sujetos que no dependen de un grupo social para sentirse realizados son más selectivos al momento de escoger con quienes se relacionan.

soledad crónica

Foto referencial

La soledad es un arma de doble filo

  • Los individuos que se aíslan mucho del mundo social, por lo general, tienen una brecha de éxito bastante limitada. Independientemente del talento o las capacidades que puedan tener no consiguen trascender en sus proyectos.
  • Si logramos entender que la soledad es buena consejera, pero que no debemos abusar de ella, entonces estaremos listos para aprovecharla de la mejor forma posible.

Con estos prácticos consejos  podrás  convertirte  en una mejor persona y lograr cultivar las amistades y relaciones sociales que te harán  falta en tu vida, según tus aspiraciones e intereses.

Lea también: Abre tu corazón al amor

Fuente: www.psicologiaymente.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad