El huevo es un alimento que forma parte de nuestra dieta básica, especialmente del desayuno. Gracias a su versatilidad para ser preparado, todos recurrimos a él para tener una buena comida y mantenernos con energía. Sin embargo, es muy importante saber sobre sus propiedades, para entender qué beneficios nos aporta y cuáles son los peligros de un consumo exagerado.

Más allá del placer que genera comer, aquello que consumamos tiene un gran efecto en nuestra salud. Las comidas como el huevo, por ejemplo, actúan bien como la mejor medicina, proporcionando nutrientes para mantenernos sanos y en forma, o como tu peor enemigo, contribuyendo al aumento de peso, la pesadez y el desarrollo de ciertas condiciones médicas. Y todo esto depende de la cantidad de veces que consumamos esos alimentos a la semana.

Uno de los alimentos que más ha provocado discusión, a lo largo de los años, ha sido el huevo. Por un lado, se ha determinado que estos aportan grandes beneficios para nuestro organismo, debido a su contenido de proteínas, calorías y de vitaminas, las cuales son indispensables para tener una dieta saludable. Por el otro, se sabe que el colesterol que contienen las yemas puede perjudicar nuestra salud cardiovascular y afectar, en especial, a personas con un nivel elevado de colesterol o en riesgo de enfermedades coronarias. A continuación, hablaremos sobre este debate y sobre los nuevos estudios que tratan de determinar cuál es la cantidad ideal para consumir huevos.

Foto Referencial

¿Cuáles son las propiedades del huevo?

Los estudios de salud más actuales aseguran que los huevos ofrecen beneficios para la salud. Son una buena fuente de proteínas, grasas no saturadas y muchas vitaminas. Las yemas contienen vitaminas A, D, E y K, que son solubles en grasa, “luteína” y “colina”, las cuales promueven la salud de los ojos y del corazón. Las claras de huevo, por su parte, no tienen colesterol ni grasa saturada, pero tienen menos vitaminas y nutrientes que las yemas. Por esto, especialistas como la Cardióloga Preventiva, Katherine Mone, RD, afirman que es necesario consumir la yema para contar con los beneficios totales del huevo, pero de una manera moderada y dependiendo del nivel de colesterol de cada persona. Si sus niveles están elevados, lo recomendado es que solo consuma las claras.

La yema del huevo contiene aproximadamente 185 mg de colesterol. El límite diario de consumo que se recomienda es de 300 mg al día, si el colesterol total de una persona está dentro de los límites normales. Si su nivel es alto, solo se recomienda consumir 200 mg. Entonces, el consumo de la yema es necesario para recibir todos los beneficios del huevo, pero debe ser limitado para no perjudicar nuestra propia salud.

Lea también: Merienda saludable: Claras de huevo

¿Cuántos huevos debemos consumir en la semana?

Cabe aclarar que las claras de huevo son seguras y una buena fuente de proteínas, mientras que las yemas contienen el colesterol y las grasas saturadas que debemos evitar. Por esto, lo que verdaderamente hay que cuidar es el consumo de las yemas. Hasta hace poco no existía un consenso sobre cuántos huevos es recomendable comer a la semana. Sin embargo, nuevos estudios tratan de establecer el número adecuado para  mantener una dieta sana.

Una nueva investigación, realizada por médicos de diferentes universidades en Estados Unidos y publicada por la revista JAMA, afirma que existe una correlación entre comer más de tres huevos a la semana con un aumento en el colesterol, con daños cardiovasculares y muerte prematura. Sin embargo, no se concluyó que el consumo de huevo sea la causante directa de ese aumento. Este trabajo tomó en cuenta los datos de seis investigaciones con casi 30.000 sujetos de estudio, a lo largo de más de 17 años y contradice los resultados de estudios anteriores con una muestra menos extensas y con errores comprobados.

Los investigadores afirman que el consumo de 300 mg de colesterol al día aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular y muerte prematura en un 17% y 18%, respectivamente. Comer más de tres huevos por semana, según el estudio, se relaciona con un aumento del 6% en el riesgo de enfermedad cardiovascular y un aumento de 8% en las probabilidades de muerte prematura. Por lo tanto, llegar a consumir dos huevos diarios podría duplicar estos riesgos. Entonces, lo mejor sería disfrutar de tres huevos a la semana para mantener una dieta saludable.

Según este estudio, los efectos del huevo en nuestro organismo no dependen de factores como la edad, las actividades diarias, si se fuma o si se tiene una presión arterial elevada. Norrina Allen, coautora de esta investigación, asegura que a pesar de lo saludable que puede ser el resto de la dieta y los hábitos de una persona, si esta consume excesivamente huevos, el riesgo de padecer enfermedades cardíacas puede aumentar.

Foto Referencial

Formas de preparación y otros alimentos a cuidar

Además de nuestro consumo de huevo a la semana, otra de las claves está en cómo prepararlos, porque que si al contenido de colesterol que ya tiene la yema se le suma la utilización de aceites para cocinarlos, esto aumenta el consumo de grasas saturadas del día. Los métodos de preparación preferibles son hirviéndolos, horneándolos o friéndolos con una cantidad mínima de aceite. Evitar poner mucha sal en los huevos también es ideal para mantener la cantidad de sodio en nuestra dieta dentro de los niveles recomendados. Una cucharada de sal es todo lo que necesitamos al día.

Por último, si se sufre de problemas de corazón, otros alimentos a tener en cuenta son la carne roja y los productos lácteos. Si bien estos traen beneficios para la salud al igual que los huevos, influyen muchísimo en la cantidad de grasa saturada que entra en nuestro organismo. La idea es que todos estos alimentos se consuman responsablemente y con moderación para lograr una dieta balanceada.

Con información de:

bbc.com/mundo

elpais.com

jamanetwork.com

health.clevelandclinic.org

Lea también: Gallinas que ponen huevos con medicamentos que sirven para combatir el cáncer

Comenta y se parte de nuestra comunidad